Noticias

Perrier-Jouët, en el Top 100 del lujo

Dentro de su labor de investigación del sector y el universo del lujo, la Asociación Mundial del Lujo elabora anualmente la lista 'Most Valuable Luxury Top 100', un prestigioso ránking basado en la influencia de las marcas a escala internacional, en su cuota de mercado y en las opiniones del consumidor y que engloba las diez firmas mejor valoradas dentro de las categorías de moda, cosméticos, automovilismo, aviación, joyería, relojería, yates, turismo, innovación y bebidas Premium. En esta última destaca Perrier-Jouët, una de las más prestigiosas y auténticas Maisons de Épernay caracterizada por la extraordinaria fineza de sus champagnes, fruto de los mejores viñedos y de la experiencia en el tradicional arte de la elaboración del champagne de los siete chefs de caves que han ejercido en sus bodegas desde 1811.

 

Esta distinción, que fue anunciada a mediados de enero en Pekín durante la gran gala conocida como los Luxury Oscar Awards, supone un reconocimiento a la calidad y singularidad de su colección de champagnes, a la artesanía  con que se elaboran y al trabajo en equipo así como a la constante búsqueda de la excelencia de una firma que ha entrado ya en el Olimpo de los productos de lujo junto con marcas como Hermés, Azimut, Rolls-Royce, Cartier, Patek Philippe, Chanel, Bulgari o Harley Davidson.

A lo largo de sus 200 años de vida Perrier-Jouët ha sabido siempre elevar la elaboración del champagne a la categoría de arte, tanto en el esmerado cuidado de sus vides como en la hábil mezcla de los mostos y en la belleza refinada de sus botellas, una filosofía que le ha llevado a posicionarse hoy como una de las mejores marcas del mundo de la mano de su chef de caves Hervé Deschamps. Sus champagnes se caracterizan por una importante proporción de Chardonnay, procedente de las mejores laderas de la Côte des Blancs, por madurar en galerías abovedadas, directamente cavadas en la caliza en tres niveles y con un total de casi diez kilómetros de profundidad, y por ser de los pocos vinos de Champagne que antes de salir al mercado permanecen embotellados durante un mínimo de 3 años. Perrier-Jouët pertenece al portfolio de marcas Premium del Grupo Pernod-Ricard, empresa co-líder en la distribución de vinos y espirituosos a nivel mundial.