Noticias

El zapato es el espejo del alma

Hablar de Carmina es hablar de una de las mejores marcas de zapatos que podemos encontrar en España. Antes conocida como Albaladejo, su origen de empresa familiar se remonta a finales del siglo XIX, aunque fue en 1997 cuando se crea la firma Carmina Shoemaker. Sus tiendas propias están en Madrid, Barcelona, París… y en Mallorca, donde se encuentra la fábrica. Además, sus zapatos están en las estanterías de las mejores zapaterías de Londres, Tokyo o Nueva York, tanto de hombre como de mujer.

Y es que lo que diferencia a Carmina es el trabajo artesano, con el exclusivo cosido Goodyear, que confiere a sus zapatos un acabado inigualable y un toque de distinción unidos a una perdurabilidad en el tiempo significativa. No es casualidad que el nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, compre sus zapatos en Carmina.

Tuvimos la suerte de contar con José Martínez, director de la tienda de la calle Claudio Coello, en Edición Limitada. De él aprendimos las claves para la fabricación de un buen zapato, así como las claves para vestirlo de manera elegante, eligiendo un zapato para cada ocasión y para cada tipo de vestimenta, ya sea traje de vestir o cuando vayamos de sport.

El cliente se siente único en la tienda, y cuando se lleva sus zapatos cree tener el mundo a sus pies. Nunca mejor dicho, porque en los zapatos puede uno apreciar el lujo y la comodidad y sentirse único y exclusivo. No en vano, pocas veces podemos lucir una piel de potro bien tratada en nuestro calzado. También la podemos elegir de cocodrilo…

Un zapato elegante, en cualquier caso, nunca pasa de moda. Y en Carmina podemos elegir porque hay muchos a nuestra disposición. El precio, desde los 200 euros, no debe ser un factor que nos frene para esta elección.