Noticias

Las agencias de 'rating' tras el rastro del 'Lehman europeo'

 

La 'conjura de los bancos centrales' – que el pasado viernes anunciaban que doblarían su intervención en las banca, provocando de paso un importantísimo rebote de los bancos con mayor exposición a la deuda de periféricos en las bolsas europeas – fue en vano. La maniobra de los organismos internacionales por no dejar caer a un gran banco europeo, se convierte de nuevo en un rumor que – tan sólo una semana después – vuelve a tomar forma, esa entidad a la que todos apuntan, Crédit Agricole junto con otras dos – todas ellas francesas – ha visto como Moody's le rebaja el rating.

En concreto, la firma estadounidense empuja la calificación de BNP Paribas y Crédit Agricole desde Aa2 hasta Aa3, y la nota de Societé Générale para de Aa3 hasta A1.

Moody's argumenta esta rebaja por “las condiciones de liquidez y de financiación –de los tres bancos- se han deteriorado significativamente”, sin embargo no pasa por alto que la banca francesa es el sector que mayor exposición a Grecia e Italia mantienen en cartera, y el segundo tras Alemania, con mayor presencia de bonos españoles.

Tampoco es casualidad que la decisión de la agencia se produce un día después de que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) anunciara ayer las necesidades de financiación de los bancos europeos. Que en el caso de nuestros tres bancos en el punto de mira – Crédit Agricole, BNP Paribas y Societé Générale – ascienden a 7.300 millones de euros.

Con la rebaja, Moody's confirma la alerta que sobrevuela es sistema financiero galo, una alerta que encendía Standard & Poor´s, que ya había avisado de que el Estado galo podría verse obligado a salir en apoyo de la banca del país si los problemas de financiación se acentúan.

¿Y la banca española?

Tras hacer diana con la banca francesa, otra de las agencia de rating – en continua revisión e investigación por parte de la CNMV 'paraeuropea' – pone su lupa sobre la española. Es más S&P acaba de anunciar que también pone en cuarentena a un total de 15 entidades bancarias españolas, que podrían sufrir una recortes de calificación durante las próximas semanas.

La firma coloca bajo amenaza de rebaja a Banco Sabadell, Ibercaja Banco, Bankinter y de la Confederacion Espanola de Cajas de Ahorros (CECA), todas ella podrían ver retroceder sus notas ahora en A-/A-2.

Los grandes de la banca tampoco se escapan, Standard & Poor's revisará la nota 'AA-/A-1+' de Banco Santander y sus principales filiales, Banesto y Santander UK. Y coloca en revisión el rating a largo plazo 'A+' de BBVA, aunque no toca la de su filial estadounidense.

La nota de la Caixa 'A-/A-2', podría verse también tambaleada, al igual que la de Bankia ( 'A-/A-2') y el rating 'BBB-/A-3' de Banco Financiero y de Ahorros (BFA).

Popular, Kutxa y BBK tampoco se escapan del dardo de S&P que revisará su calificación a corto plazo 'A-2'.