Noticias

Alfredo Sáenz abandona el Santander

El Banco de España ha archivado el expediente que tenía abierto al que hasta hoy era vicepresidente y consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, sobre su honorabilidad como banquero después de la anulación por parte del Tribunal Supremo de parte del indulto que le concedió el anterior Gobierno.

Fuentes del organismo que preside Luis María Linde indicaron a Servimedia que, después de la renuncia de Sáenz de todos sus puestos en la entidad bancaria, se archiva "a todos los efectos" el expediente que estaba abierto.

Desde el Banco de España señalaron que "ya no tiene sentido" decidir sobre su honorabilidad puesto que ya no desempeña puesto alguno. Sáenz comunicó este lunes su "renuncia voluntaria" como vicepresidente y consejero delegado de la entidad que preside Emilio Botín.

LA DIMISIÓN DE SÁENZ

Alfredo Sáenz ha comunicado al consejo de administración del banco celebrado hoy, en Santander, la renuncia voluntaria a sus cargos de vicepresidente y consejero delegado dejando asimismo de formar parte del consejo.

El consejo ha acordado nombrar nuevo consejero delegado a Javier Marín Romano, que se incorporó al Grupo Santander en 1991 y que, hasta la fecha, ha sido director general del banco y responsable de la División Global de Seguros, Gestión de Activos y Banca Privada.

La marcha de Sáenz se produce en medio del proceso de valoración de honorabilidad al – hasta ahora – número dos del Santander, por parte del Banco de España. El organismo supervisor debería decidir su Sánez podría seguir en su actividad a pesar de la revisión de su indulto por parte del TS. En la sentencia, el Supremo estimó que el indulto dictado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero sobre Sáenz, ha sido una "clara extralimitación del poder conferido por la Ley de Indulto al Gobierno".

Previamente a la presentación de este recurso, la defensa del – hast ahora – 'número dos' del Santander tendrá que presentar un incidente de nulidad ante los tribunales. Antes de ello, el Banco de España analizará la situación de Sáenz y tendrá que decidir sobre la honorabilidad del banquero.

EN SANTADER DESDE 1994

Alfredo Sáenz se incorporó al Grupo Santander en 1994, con ocasión de la adquisición de Banesto, desempeñando el cargo de presidente de dicha entidad hasta 2002, en que fue nombrado vicepresidente y consejero delegado de Banco Santander. El consejo de administración ha expresado "su reconocimiento y agradecimiento a la extraordinaria labor realizada por Alfredo Sáenz desde su incorporación al grupo y, especialmente, como consejero delegado de Banco Santander".

Según confirma el comunicado remitido por la entidad, "en el periodo en el que Alfredo Sáenz ha desempeñado sus funciones como consejero delegado del banco, el Grupo Santander ha casi cuadruplicado su tamaño, pasando de unos activos de 358.138 millones de euros (2001) a 1,25 billones de euros (2012) y de unos fondos gestionados de 453.384 millones de euros (2001) a 1,39 billones de euros (2012), consolidándose, además, como primer banco de la zona euro por capitalización bursátil".