Noticias

Alierta gana músculo a base de recortes

Telefónica baja el dividendo que prometió al mercado en 2009.

Repartirá 1,5 euros por título en 2012 frente a los 1,75 anunciados.

En el segundo pago de 2011 se combinará ahora dinero efectivo y acciones.

La compañía, que había mantenido sus objetivos de retribución frente al creciente escepticismo de los inversores, justifica este giro de timón debido a que las condiciones económicas "han cambiado significativamente".

El objetivo de la operadora con la rebaja es obtener  la suficiente "flexibilidad financiera" para seguir con sus inversiones y disminuir su deuda.

El anuncio, que afecta a cerca de un millón y medio de accionistas, se hizo tras el cierre de la Bolsa, en una sesión en el que los títulos de la teleco cayeron un 1,79%.