Noticias

Argentina propone negociar el precio de YPF

 

Las palabras de Kicillof responden a las declaraciones que hizo ayer el presidente de Repsol, Antonio Brufau, en Murcia en las que subrayaba que Kicillof no puede determinar el justiprecio de YPY, pues no parece saber mucho sobre valoración de empresas0

Aunque "abiertos" a una negociación, parece que el acuerdo está lejos de conseguirse. El precio de la indemnización para el señor Brufau es de 10.500 millones de dólares (8.000 mllones de euros), mientras que para el viceministro éste no parece ser el correcto puesto que, según ha señalado, la compañía adeuda 9.000 millones de dólares, además de amenazar por cobrarle el supuesto daño ambiental.

A pesar de que Kicillof admitió no saber si YPF valía 10.000 millones, sostuvo que Brufau ha puesto como precio lo que él dice que es una oferta que ha recibido de un capital chino, y yo protesto contra ese número. No me extraña que él diga que vale eso. También, podría haber dicho 30.000, porque ha demostrado ser bastante hábil con las negociaciones, que no le sirven al pueblo argentino pero sí a los intereses de Repsol. Aun así ha explicado que antes de tomar una decisión, tendrá que conocer la decisión del Tribunal de Tasación. Un organismo, hay que recordar, que se encuentra bajo la órbita de Julio De Vido, el ministro argentino de Planificación.

La Comisión Europea con España

Sobre el tema de la expropiación de YPF se ha pronunciado hoy la vicepresidenta de la Comisión Europea (CE) y comisaria de Justicia, Viviane Reding, quien se reúne hoy con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría.

Reding ha querido dejar claro que cuando alguien ataca a España está atacando al conjunto de la Unión Europea. Y ha añadido que no se puede llevar uno la propiedad de otro sin que haya un reemplazo o sustitución de dicha propiedad y vamos a ayudar a España para que resuelva este problema.

La responsable comunitaria ha asegurado que no van a dejar sola a España ante este conflicto y que van a ayudar al país a que encuentre una solución.

Para Reding, el caso de la expropiación del 51% de la filial de Repsol es un gran ejemplo del papel que puede jugar la Unión Europea en defensa de los intereses de sus miembros.