Noticias

"Ahora tenemos las armas para recuperar cuota de mercado. Tenemos que empezar a dar la vuelta a la tortilla"

¿Cómo se enteró del nombramiento?

Mi jefe directo me llamó y me propuso el puesto porque el anterior director general, que era francés, se iba para Francia. Yo le pedí un día para pensarlo pero me lo pensé poquito. Me apetecía el reto porque es un reto importante por el momento en el que está el país y en el que está la compañía.

¿Cómo se enfrenta a este reto importante?

Es importante es tener buen equipo. El equipo de Nokia es muy sólido y hace un trabajo muy bueno. Así, es fácil aceptar los retos.

¿Qué objetivos se ha marcado Reyes como directora?

El primer objetivo es recuperar cuota de mercado. No es ningún secreto que en Nokia llevamos unos dos años que, por una serie de decisiones que se tomaron hace tiempo, no tenemos la oferta de producto que esperaba el consumidor. Pero ahora sí que tenemos el producto, tenemos las armas para recuperar cuota de mercado en España y en Portugal. Tenemos que empezar a dar la vuelta a la tortilla.

Ese producto con el que cuentan entiendo que es el Windows 8…

Sí, es Windows Phone 8, también toda la gama de Lumia, que ya tenemos en el mercado, pero que ahora trae productos nuevos con el Windows Phone 8. También la gama más centrada en voz, que son los Nokia Asha, que vienen muy renovados y con mejores prestaciones.

¿Ese Windows 8 en qué le va a ayudar a la compañía?

A innovar en teléfonos inteligentes, que es en lo que todo los operadores están enfocando sus propuestas comerciales por las tarifas de datos. Innovar en una gama tan competitiva como la de Smart Devices es muy complicado pero ahí están todos los premios que estamos recibiendo y todo lo que los consumidores nos dicen. Todo el feedback que estamos recibiendo, por ejemplo desde Estados Unidos, es espectacular. Y eso es lo que traemos: la innovación y el diferenciar. Los competidores lo han hecho muy bien, pero también faltaba un tercer ecosistema que pusiera diferenciación encima de la mesa.

Ocho años en Nokia, ¿cómo ha sido este tiempo?

Muy divertido. He aprendido muchísimo y sobre todo hemos ido cambiado mucho. Nokia es una compañía donde vas asumiendo retos continuamente y te da muchas oportunidades. Yo empecé en la parte de Marketing y hasta llevar ahora el negocio.

Durante este tiempo llega a conocer muy bien la compañía… ¿Cómo está ahora mismo Nokia?

La compañía ha dado un giro total. Ha tenido unos problemas públicos y notorios porque la gestión de la compañía no tomó las decisiones adecuadas. Desde hace dos años y medio tenemos un nuevo consejero delegado que ha tomado decisiones muy arriesgadas pero acertadas. Y se ha renovado toda la cúpula de dirección. Lo que Nokia no ha cambiado es el enfoque hacia las personas, hacia la formación, hacia la flexibilidad de horarios… Todo eso te hace ver que estás en una compañía donde das el 200% pero donde hay un respeto a la persona.

Ahora con la telefonía inteligente ¿Cómo está el sector?

Está en un momento muy importante por los movimientos estratégicos de los operadores. Está muy activo porque el teléfono ya no sólo está para hablar y la innovación es constante. Es un sector tremendamente competitivo. El consumidor cada vez entiende más y pide más. No sólo nos exigen a los fabricantes sino a toda la industria. Es bueno porque hace que un mercado que hace unos años estaba dormido, ahora sea un mercado muy dinámico.

¿Tal vez el error de la compañía fue no ver que esto cambiaba tan rápido y no subirse al carro?

Es verdad que hubo muchas cosas en el camino que se fueron desestimando y eso nos llevo a una situación de compañía no deseada. Pero que también, por otra parte, ha sido un revulsivo. De esta manera, los órganos gestores de la compañía se dieron cuenta de que había que hacer un giro total, arriesgar en un sistema operativo nuevo y estamos viendo que es una apuesta ganadora.

Mirando ya al futuro con mucho optimismo ¿en que está trabajando Nokia para diferenciarse?

Nuestra gran diferenciación es Window Phone 8 con toda una familia de terminales y con muchas novedades continuas en segmentos de precios muy interesantes. Ya se han presentado el Nokia Lumia 820 y el Lumia 920 y después de ellos, inmediatamente, ya vienen también más terminales de la familia.

¿Por qué cree que cuesta tanto ver a una mujer directora general?

Yo creo que estamos en una estructura empresarial donde la flexibilidad es complicada En Nokia sí la hay. Tenemos muchas facilidades para trabajar desde casa y esto da flexibilidad. Yo creo que tenemos un planteamiento que la mujer cuando tiene hijos sacrifica su carrera profesional, probablemente de forma voluntaria. Seguimos priorizando la profesión y la carrera de los hombres a la de las mujeres.

¿Qué necesita la sociedad para cambiar este concepto?

Esto es un tema de dos personas que deciden formar una familia. Si las mujeres pensamos que los hombres tienen tanto derecho y tanto deber de cuidar a sus hijos como nosotras, dentro de un tiempo tendremos paridad de verdad.

¿Qué le parece la iniciativa de Bruselas de que haya un 40% de mujeres en los consejos de administración de las empresas?

Yo no a favor de las cuotas en nada. Creo que en cualquier tipo de puesto lo que necesitamos es que haya gente preparada con talento. Lo importante es el talento, da igual que seas hombre o mujer.

¿Le ha costado llegar hasta donde ha llegado por ser mujer?

No, por estar en la compañía en la que estoy, pero conozco casos en los que sí ha pasado así.