Noticias

Uno de cada cuatro nuevos autónomos en Europa procede de España

España cierra el tercer trimestre de 2012 como quinto país de Europa que más autónomos crea. De diciembre de 2011 a septiembre de 2012, España ganó concretamente 106.200 autónomos, lo que supuso un crecimiento del 3,7%, frente al 1,3% registrado, de media, en Europa, según datos de Eurostat, a 30 de septiembre de 2012, valorados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA. En los nueve primeros meses de 2012 Europa ha sumado 433.400 emprendedores.

Un aumento significativo que destaca aún más si consideramos que España, en los nueve primeros meses del pasado año, fue el país europeo que lideró la pérdida de trabajadores por cuenta propia, con una pérdida de 101.200 autónomos.

El mayor incremento europeo de autónomos lo ha registrado Alemania con un aumento de 145.400 emprendedores. Con un crecimiento de autónomos superior al registrado en España también se encuentran Rumanía (123.800 autónomos), Italia (116.500 autónomos) y Reino Unido (109.100 autónomos). España, por lo tanto, se sitúa como quinto país de Europa en crecimiento de autónomos, y concentra a uno de cada cuatro – 24,5% – de los nuevos autónomos europeos.

Países con crecimientos en cuanto al número de autónomos inferiores a España también fueron: Portugal (+19.900 autónomos), Bulgaria (+15.400 autónomos), Suecia (+13.700), Holanda (+11.600 autónomos), Estonia (+8.400 autónomos), Hungría (+6.100 autónomos), Dinamarca (+4.500 autónomos), Finlandia (+2.300 autónomos), Luxemburgo (+600 autónomos), Malta (+200 autónomos) y Lituania (+100 autónomos). Austria, por su parte, mantiene el número de autónomos intacto.

Únicamente 10 de los países que forman la UE-27 registraron hasta septiembre de 2012 pérdida en cuento al número de autónomos. Las mayores pérdidas de autónomos las registraron Polonia (-94.800 autónomos), Francia (-55.500 autónomos), Grecia (-52.100 autónomos), Bélgica (-11.300 autónomos), Eslovaquia (-10.100 autónomos),  Letonia (-8.100 autónomos), Eslovenia (-6.400 autónomos) e Irlanda, con 6.100 autónomos menos. Con una pérdida que no supera los 5.000 autónomos están Chipre (-3.100 autónomos) y la República Checa (-2.900 autónomos).