Noticias

AvanzaBus: “Se nos ha ido mucho la mano con la construcción de infraestructuras”

Por todo ello, ha apostado por la combinación de trenes y autobuses como el modelo a seguir: “hay que tener en cuenta que el autobús va a muchos sitios donde el tren ni llega ni se le espera”. En este sentido, ha recordado que la alta velocidad ferroviaria, en principio, no está concebida para tener tarifas asequibles para todo el mundo: “La subvención por el Gobierno es lo que permite, por ejemplo, que Renfre ofrezca precios más reducidos. Si los billetes de AVE van a ser a precio de autobús, evidentemente tendremos un déficit”, ha añadido.

Sobre la nueva Ley del Transporte por Carretera, Martín Retortillo ha criticado el cobro de un canon a un concesionario de un servicio público. “Al final, es subir el precio por subirlo; y desde el punto de vista de transporte, no ayuda nada”, ha explicado. Por el contrario, ha valorado positivamente la mayor flexibilidad anunciada a la hora de fijar tarifas y con una mayor transparencia. Eso sí, con límites: “No se puede equiparar el transporte aéreo al del autobús. Entiendo que el viajero tiene los mismos derechos, pero no debe ser el mismo control de equipajes el de Arévalo que el del aeropuerto de Amsterdam”, ha ejemplificado.

En el sector del transporte tenemos un problema de balance y de estructuras. Siempre se ha dicho que las infraestructuras son un motor de desarrollo, y en nuestro país se da el más claro ejemplo de que eso no es así”, ha explicado Pablo Martín Retortillo, Director de la División de Largo Recorrido de AvanzaBus, quien se ha mostrado convencido de que “se nos ha ido mucho la mano con este tema”. Y es que, según ha explicado, aunque tenemos un gran desarrollo de infraestructuras, somos también un país con problemas serios de viabilidad. “Cuando alguien nos prometa infraestructuras, tenemos que ser conscientes de que las vamos a pagar entre todos, ya que hay que mantenerlas y pagarlas durante muchos años”, ha recomendado.

A nivel más global, este directivo ha considerado un “error garrafal” aumentar las cotizaciones sociales. “Una de las salidas de la crisis de España pasa por la exportación. Y mermar la productividad de las empresas subiendo los costes laborales vía impuestos al trabajo me parece un error”, ha sentenciado.