Noticias

Primer aviso de IAG: "Los pilotos ponen su puesto en peligro"

El consejero delegado de IAG ha insistido en que ya es demasiado tarde para los pilotos que decidan dar marcha atrás en su decisión de apoyar la huelga. Mantiene que “el daño ya está causado desde que se pusieran en marcha la decisión del sindicato” y que las medidas que está tomando Iberia son producto de la situación que han provocado. La aerolínea española continua estudiando disposiciones que afectarán a los pilotos y que se sumarán a la ya conocida norma de la disminución del 20% de los sueldos de los profesionales.

 

Además, Walsh ha señalado que “la reestructuración llevada a cabo en Iberia resulta fundamental para el desarrollo del aeropuerto Madrid-Barajas”. Estos planes se centran en la creación de un centro de conexiones de vuelos para Latinoamérica y también para conectar la capital española con las grandes economías asiáticas. Por lo tanto, para IAG, es crucial continuar adelante con las reformas iniciadas por Iberia para conseguir éxito de la compañía, para proteger los puestos de trabajo del resto de sus empleados y para lograr que España tenga una eficiente aerolínea global.

 

La compañía española ha visto dañadas sus cuentas, que ya estaban en números rojos con perdidas de 99 millones en 2011, debido a la huelga de pilotos promovida por el sindicato Sepla. Esta decisión se tomó cuando se puso en marcha la filial de bajo coste de Iberia, Iberia Express, que para Walsh “no amenazaba al empleo de los pilotos, pero éstos han logrado con la huelga ponerlo en peligro”.