Noticias

Banco de Madrid pulveriza sus resultados y gana tres veces más que en 2012

Banco Madrid ha iniciado una nueva etapa de expansión y consolidación en España. Como parte de este ambicioso objetivo, ha acometido un cambio de su identidad visual que refuerce y transmita su nueva personalidad y sus valores.

Ayer la entidad presentó sus cifras correspondientes a 2012. Un año que el banco ha cerrado con un resultado consolidado de 8,872 millones de euros, un 280% más que en el ejercicio anterior, cuando ganó 3,137 millones de euros. Este incremento se debió a mejoras de gestión y al incremento del negocio bancario, entre otros factores.

El ejercicio 2012 fue para Banco Madrid un año de consolidación tras su compra por parte de Banca Privada d’Andorra (BPA). “Los activos bajo gestión han pasado del entorno de los 1.200 millones de euros a 3.200 millones de euros en los últimos doce meses, gracias al crecimiento del negocio y a las adquisiciones realizadas”, destacó Joan Pau Miquel, consejero delegado de Banco Madrid.

En este capítulo, Banco Madrid ha realizado recientemente las compras de la gestora de patrimonios e instituciones de inversión colectiva de Banco de Valencia, Nordkapp, y de Liberbank Gestión, gestora de la séptima entidad bancaria española.

El incremento orgánico del negocio (sin incluir adquisiciones)  en 2012 fue del 15%, en un año de estancamiento del sector por el difícil contexto económico. Una cifra que se refuerza con un incremento del 17% en el número de clientes.

CAMBIO DE IMAGEN DE MARCA

La nueva imagen de Banco Madrid se enmarca en un nuevo posicionamiento que la define como una entidad fiel a una forma diferente de hacer banca privada.

Como resultado de esta nueva identidad, se ha creado una campaña publicitaria protagonizada por un caballo de pura sangre, un icono universalmente reconocido y que simboliza perfectamente los valores que el nuevo Banco Madrid quiere transmitir y la esencia de su actividad: pura banca privada.