Noticias

BECARA: "Todos cometemos errores, pero si lo reconoces pronto, te cuestan poco"

La idea de montar esta empresa  le surge a usted por el año 1964 y cuenta que para ponerla en marcha lo hace con 50.000 pesetas. ¿Cómo recuerda eso?

Fascinante, las 50.000 pesetas me las dio una amiga que había estado interna conmigo en Inglaterra y que era rica. En esta vida está bien hacer las cosas pronto, porque tienes luego más tiempo para todo lo demás. Se me ocurrió poner una tienda en Madrid, pero me di cuenta de que en todas las tiendas se vendía lo mismo y es que con Franco no se podía importar de lo que yo quería vender. Yo pensé que en cuanto vendiéramos algo diferente, nos lo iban a comprar todos. Así que puse una tienda al por mayor que en España no había ninguna. Esto en 1962. Las 50.000 pesetas me las dejó mi amiga y se las devolví en 24 horas. Mi amiga se cansó a los dos años de trabajar por lo que mis hermanas compran su parte. De ahí sale Becara: Begoña, Carmen y Amalia.

Para emprender, ¿era más fácil antes o ahora?

Aquí ahora siempre habrá algo. En la informática por ejemplo. Cuando se te cierra una puerta, se abre una ventana. Lo que no puedes hacer en tirar nunca la toalla. Es el consejo que doy a los emprendedores.

En 1973, decide salir al exterior ¿se le quedaba pequeño España?

No, lo que se me quedaba pequeño era el margen al comprar en España. Otros países compraban en China, nosotros con Franco no podíamos. El visado para ir a China era muy complicado. Pero al final yo sola emprendí la aventura a China y conseguí cruzar en tren hasta el país, junto con muchos otros empresarios europeos, ninguno español. Mereció la pena.

¿En cuántos países está Becara?

Gracias a un esfuerzo enorme está en muchos sitios: en Estambul, en Bogotá, en Yeda, en Moscú, en Casablanca va a estar en México y tenemos distintas propuestas para ciudades alemanas. También en Portugal y dentro de España: en Madrid, Valencia, Murcia, Alicante, Barcelona, Bilbao….También hemos expuesto en muchísimos sitios. Nosotros hace 30 años que exponemos en la feria de París, pero ahora mismo las ferias ya no son lo que eran.

¿Qué consejo daría a una empresa que se esté planteando salir fuera?

Yo creo que se deben plantear salir fuera todos porque  España tiene una situación muy difícil. Hace falta que esto mejore, aunque creo que si seguimos con todo lo que se está haciendo, creo que dentro de un tiempo veremos un pequeño resultado. Pero que nos den el ánimo para seguir. El ánimo no se puede perder nunca y nos hace falta.

¿El secreto de Becara cual es?

Lo importante es hacer una cosa distinta, que valga la seriedad y la tenacidad. El reconocimiento de los errores cuando salen, todo el mundo los tiene, pero si se reconocen pronto te cuestan poco. En definitiva, la humildad.

Uno de los momentos más duros pudo ser en 2006 porque sufrieron un incendio y al año siguiente obtuvieron beneficios ¿cómo se consigue eso?

Con trabajo. Tuvimos un 2007 glorioso, que sería falso, pero era glorioso. Todo el mundo tenía dinero. En 2008 empezamos también bien aunque en verano ya nos dimos cuenta que la feria de Francia ya no iba tan bien.

Una persona que ha viajado tanto como usted, ¿con qué país se quedaría?

A mi si me preguntas si yo quisiera ser otra vez empresaria en España, diría que no. Porque ahora en España la situación es muy difícil, cuando yo empecé había oportunidades. A mi me encanta España pero hay que hacer cambios muy grandes para competir con el resto de Europa. Tenemos las mejores costas, la mejor simpatía, la inteligencia, el dinamismo….pero tenemos muchas cargas.