Noticias

BNP Paribas se deshace de 1.400 empleados

 

La financiera francesa BNP Paribas tiene previsto deshacerse del 6,5% de su plantilla en Francia y en el resto de países donde tiene presencia, incluido España, dónde la entidad tiene presencia en buena parte de las ciudades estratégicas para su división Real Estate.

Un total de 1.396 puestos de trabajo serán suprimidos, 1.023 de ellos lejos de terreno francés, con un único objetivo según los sindicatos de la compañía: dar un "nuevo paso para tranquilizar a los mercados y a las agencias de calificación” financiera.
Bajo ese argumento giró la reunión que dio cita la semana pasada a dirección y comité de empresa, la división CFDT del grupo bancario.

Lo cierto es que detrás de ese 'mensaje' que trata de mandar el banco a los mercados, se esconden un profundo descalabro de las actividades del CIB, tradicionalmente beneficiosas para la compañía, pero que últimamente se han desplomado notablemente a raíz de la crisis de la deuda por la que atraviesa la zona del euro.

La cifra que los sindicatos han hecho pública (casi 1.400 puestos de trabajo), queda muy lejos de las inconclusas palabras que adelantaba, a principios de noviembre el director general del BNP Paribas, Baudoin Prot, en las que anticipaba que el recorte de personal afectaría a "cientos – y no 1.400-  de puestos de trabajo”.

Un plan de reducción de plantilla, que la financiera ya dejó entrever a principios de septiembre, cuando anunció que reduciría sus actividades en el sector hipotecario en España, Hungría, Holanda, Noruega y Suiza.

Los despidos anunciado hoy, según fuentes sindicales, afectarán en principio a su filial financiera y de inversión. De momento no se ha adelantado de que manera se llevará a cabo el recorte que se tiene previsto hacer en la sección hipotecaria.