Noticias

Caixabank gana un 16,5% menos por las provisiones

La entidad ha destinado en este periodo 400 millones de euros a reforzar las dotaciones para insolvencias y eso, en parte, se deja notar en la caída del beneficio, a pesar de las plusvalías obtenidas por la venta de la participación en Adeslas. Las pérdidas por deterioro de activos financieros e inmobiliarios aumentan un 12,9% hasta los 1382 millones de euros. El beneficio recurrente se reduce en un 10% y la caída del margen de interes se aproxima al 12%. La morosidad de CaixaBank ha aumentado un punto porcentual en los primeros nueve meses del año, hasta situarse en el 4,65%. Aún así, sigue muy por debajo de la media del sector, que superaba el 7% en agosto. Tal y como ocurre en el resto de la banca española, la mayor parte de esta morosidad tiene que ver con el ladrillo. La del grupo catalán se coloca en el 22,5%, con un total de 9.756 millones de euros en activos problemáticos. Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros ve en estas cuentas "unos números que no son para alegrarse, como viene siendo la tónica en los últimos resultados de las entidades financieras". Sin embargo, destaca Roldán, "en el caso de CaixaBank tiene un añadido que por el mercado está siendo bien interpretado. No es otra cosa que una mayor solvencia", ha apuntado. Y es que Caixabank consigue mejorar su ratio coreTier 1. Aún así necesitarán aumentar sus recursos propios en más de 600 millones de euros si quieren cumplir ocn las nuevas exigencias que impone la EBA.