Noticias

El calvario de Borja Prado con las multas

La última multa es una de las más altas a las que se ha enfrentado Borja Prado en los últimos 12 meses. En concreto, la autoridad considera que la eléctrica de Borja Prado no compite en igual de condiciones con el resto de compañías y que ha tenido acceso a información privilegiada debido a operar en dos mercados diferentes: el suministro de energía y la realización de obras para conectar al usuario final con la red de distribución.

No es la primera vez que Competencia da un tirón de orejas a Endesa por este mismo comportamiento. Ya lo hizo en 2006 y hace menos tiempo, en 2011, fueron EON, Gas natural e GidroCantábrico las que  tuvieron que hacer frente a multas similares.

En mayo de 2011, la CNC le sancionó con 26 millones de euros.

La mayor multa impuesta a la compañía de Borja Prado en los últimos doce meses, ascendió a 26 millones de euros. En mayo de 2011, la Comisión Nacional de la Competencia castigaba a Endesa e Iberdrola, con una multa que entre la dos sumaba los 60 millones de euros, de esa cifra, la eléctrica presidida por Borja Prado tuvo que pagar 26 millones de euros.

Tanto Endesa como Iberdrola fueron de obstaculizar el cambio de comercializador en el mercado libre y de tratar de fijar precios a los grandes clientes en el marco de la desaparición de las tarifas.

En abril de 2011, la CNC multo a Endesa con 15,3 millones

Un mes antes, en abril, la Comisión Nacional de la Competencia, hacía también diana tanto con Iberdrola, como con Endesa. El organismo le imponía una sanción de 15,3 millones de euros a la empresa presidida por Borja Prado, y de 15 millones a la que encabeza Ignacio Sánchez Galán.

La CNC castigaba así a ambas compañías por "abusar de su posición de dominio", al negar el acceso a información a una comercializadora de electricidad, tal y como les obligaba la ley.

En junio de 2011, la Generalitat condenó a la eléctrica a pagar 870.000 euros

No se había recuperado Endesa de la multa de 26 millones de euros impuesta por la CNC en mayo de 2011. Menos de dos meses después, la Generalitat sancionaba a Endesa con dos multas que sumaban 870.000 euros a causa del ‘apagón’ en las comarcas de Girona y del norte del Maresme (Barcelona) por las nevadas del 2010.

Hace unos día, el 14 de febrero, el Supremo impuso a Endesa una sanción: más de 60.000 euros

Hace a penas unos días, Endesa recibía su primer golpe de 2012. El Tribunal Supremo condenó a la eléctrica presidida por Borja Prado a pagar una multa de 60.101 euros, el motivo: la interrupción en el suministro eléctrico que afectó a 130.000 clientes de la zona sur de Sevilla.

La Justicia consideró que  la infracción fue grave, y conllevó la afectación a una zona determinada durante horas de madrugada de un día festivo, sin concreción de unos perjuicios económicos relevantes".