Noticias

Carlin: "La subida del IVA se notará a partir de octubre"

La subida del IVA que entraba en vigor el pasado sábado ha puesto a algunos de los sectores en nuestro país en el centro de la diana. Uno de ellos es el material escolar, que pasa de tributar al 4% -como producto de primera necesidad- a hacerlo al tipo general en el 21%. Una subida que desde la compañía franquiciadora de papelerías Carlin aseguran que no ha producido un efecto adelanto de las compras. "En el mes de agosto, las familias no han tomado conciencia, y puede que muchas no estén informadas de a cuánto asciende el incremento. Además, el consumo de las familias en el mes de septiembre no es exagerado", explica el director del Departamento Jurídico y Fiscal de Carlin, Óscar Gil. Por ello, Gil cree que el efecto del incremento del Impuesto del Valor Añadido se notará en octubre: "De momento, nuestra campaña escolar está teniendo los mismos niveles que en años anteriores", reconoce.

No obstante, desde Carlin se muestran favorables a una desgravación del IRPF por la compra de material escolar, tal y como demandan desde Izquierda Unida. "Se trata de un producto de primera necesidad, y es una manera de conseguir una formación más accesible para los más pequeños de nuestro país", apunta Gil. Precisamente a este colectivo, el segundo a bordo de la cadena de papelerías les recomienda tener un conocimiento importante de una materia determinada, así como conocer algún idioma. "Pero sobre todo, hay que tener sentido común y mucho equilibrio personal", reconoce.

Importancia del riesgo y la suerte

Más allá de la subida del IVA, Óscar Gil explica cómo es el día a día de la gestión de una compañía como Carlin. Y para ello, recurre a dos de sus aficiones preferidas: el golf y el mus: "En el golf se juega contra uno mismo, mientras que en el mus, aunque se juega para relajarse, también se necesita suerte. Y es suerte lo que se necesita en los negocios y en la vida. Por que si no, por bueno que seas, la vida te dará esquinazo". En este sentido, Gil defiende la necesidad de arriesgarse en el mundo de la empresa y recuerda: "sin riesgo no hay éxito".

Un riesgo que reconoce toman todos los que se lanzan a montar una franquicia. En el caso de Carlin, que tiene en torno a 500 establecimientos, explica que "todo está basado en el beneficio recíproco y en lo que se ofrecen franquicia y franquiciado respectivamente". En ese tenido, explica que con la aparición de las franquicias en el sector de la papelería se permite obtener mejores precios. "Poco a poco los minoristas irán desapareciendo. Con Carlin, cualquier emprendedor va a disponer de las mismas herramientas que las grandes superficies", defiende. Y sobre los posibles errores de los franquiciados, el director del Departamento Jurídico y Fiscal de la compañía se muestra tajante: "El error lo compete la propia franquicia, por haber aprobado un territorio donde no siempre se produce el éxito".