Vídeo {DF}

CEC: "Si no se toman medidas, se perderán 80.000 empleos en el comercio"

-Las ventas minoristas han caído en marzo un 11% , con lo que ya encadenan 33 meses de retroceso en tasa interanual. Además, el estancamiento del consumo se ha llevado por delante a 46.300 empleos en el sector textil. ¿Malas noticias este año?

Malas o muy malas podríamos decir. Ya llevamos varios meses encadenando resultados malos. Lo que es preocupante es que en los últimos meses se ha dramatizado aún más la situación. De hecho, el sector de las pymes del comercio era el sector que mejor estaba aguantando el empleo pero de cinco meses ahora, esa tendencia se ha roto. La micropyme lo último que hace es reducir el empleo. Primero se baja el beneficio, luego el suelto… pero ahora sí se están cerrando muchas empresas. Por eso, le pedimos al Gobierno medidas de incentivo fiscal con carácter de urgencia porque realmente el empleo está en las pymes y la crisis está llegando a una situación límite.

-Si hubiera destacar algún problema, ¿cuál sería el principal problema en el sector?

Sería el consumo. Con los últimos indicadores, nos señalan que hay caídas en sectores básicos como la alimentación. El consumidor está optando por productos sustitutivos: en lugar de comprar aceite de oliva, compra de semilla por ejemplo. Cuando se llega a esta situación, todas las medidas de alarma deberían activarse para establecer medidas que incentiven el consumo. Si a esto, le sumamos la ayuda en la financiación, tanto particulares como a pymes, se rompería el círculo vicioso en el que estamos. Si nos fijamos en el sector del equipamiento del hogar, afectado también por la burbuja inmobiliaria, estamos hablando de unas pérdidas del 25-30% en los últimos 5 años. El sector de los electrodomésticos y muebles no han tenido una ayuda como el Plan PIVE y si no la hay, habrá sangría de cientos de empresas.

-¿Cuánto empleo se puden perder si no se toman medidas?

Estaríamos hablando de números muy altos. Si sólo tenemos en cuenta el sector de los electrodomésticos, 10.000 puestos de trabajo en peligro. Si tenemos en cuenta todos los sectores, el dato puede oscilar entre los 80.000 y 100.000 puestos de trabajo en un semestre. Podemos destruir en los próximos 6 meses más empleo que en los últimos 3 años.

-¿Confían en que el Gobierno de luz verde a los llamados distritos negocios? ¿En qué consisten?

Son iniciativas que nacieron en Canadá y muy extendidas en Europa. En aquellas zonas en las que se fijan estos distritos, se establece un modelo de partenariado público-privado que da estabilidad a la gestión. Teniendo en cuenta que el comercio sostiene el 16% de empleo en nuestro país, es una herramienta clave para dinamizar el sector. Los propios empresarios sostendrían la gerencia de estas zonas. Se mejoraría la eficiencia y se atrae mejor al público.

-¿Estaría listo para este año?

Esperemos que sí porque mejoraría mucho la situación del sector aunque hay que legislar algunas medidas que ahora mismo están en una laguna legal.

-La caída del consumo ha hecho que una de las calles comerciales más importantes del país, la calle Preciados de Madrid, tenga disponibilidad de locales. ¿Confían que el Gobierno baje los impuestos?

Confiamos en ello. Llevamos meses tras meses de recortes pero si extinguimos la principal variable del PIB, el consumo, estamos en un callejón si salida. Hay que buscar iniciativas o bien bajada de impuestos u otra opción.

-¿Las aperturas en domingos y festivos han dado resultados positivos?

A nivel nacional, vemos que en ciertas zonas sí estaría justificado por la afluencia de gente y turistas pero hay otras zonas que cuando no tienen flujo real, hay dificultades para competir. La tarta es la que es. No existe una relación a más hora de apertura, más ventas.