Noticias

Chicco: “La mitad de la crisis es psicológica”

Para este directivo germano-español, criarse entre dos países ha supuesto una gran ventaja, de la que se siente contento y “muy afortunado”: “El modelo educativo alemán es una mezcla entre disciplina y mucha libertad. Es un concepto muy liberal de educación y, a su vez, muy disciplinado en cuanto a que tienes que ser responsable y forjarte tu propio futuro”. Según su propio criterio, lo que falta aquí en España es “más disciplina que libertad”. Loewen ha señalado que es conveniente volcar esta idea en las empresas: “Creo que se aplica a todos los ámbitos de la vida. Es importante esa mezcla de tener una visión clara de adónde vamos pero luego una parte de mayor libertad para que uno pueda sacar el máximo potencial como individuo y como equipo”. Otra de las fortalezas de la empresa la ha encontrado en el trabajo en equipo, que para él es esencial: “Las individualidad son importantes desde el punto de vista creativo pero si no hay trabajo en equipo no se consigue nada”.

Los últimos datos del INE han revelado que la natalidad y el número de niños en España han disminuido un 20% en los últimos tres años, cifras que han debilitado el sector de la juguetería. El directivo no ha dudado en admitir que hay muchos números macroeconómicos negativos pero igualmente opina que “el 50% de la crisis es psicológica”. “Si eliminamos esa psicosis, ayudaríamos a que todo el mundo consumiera más dentro de sus posibilidades, lo que reactivaría la economía y los negocios”, ha añadido. Desde su compañía, “lo que hacemos para intentar paliar esos datos es reinventarnos de manera continua y seguir ofreciendo al consumidor calidad a buen precio”, ha agregado. Asimismo, Loewen piensa que también ayudaría "que la televisión ofreciese mensajes más acordes con lo que necesitamos: más confianza y menos psicosis”.

Según un estudio realizado por Chicco, ocho de cada diez padres admite no tener tiempo para jugar con sus hijos. Su Director Comercial ha asegurado que, por este motivo, “los juguetes, a pesar de seguir transmitiendo valores, tienen una clara transición hacia el juguete electrónico” pero además ha destacado la importancia de “establecer un marco de actuación y de un control paterno”. Loewen ha reconocido que el sector juguetero también ha notado la reducción de gasto debido a la crisis, pero en menor medida que otros sectores: “Al final, yo puedo reducir mi gasto en ocio pero que “a mi niño que no le falte de nada” es una máxima que se sigue dando”. Loewen ha preferido no buscar culpables de este descenso en ventas y ha querido destacar la estrategia de Chicco: “Aquellos productos claves y básicos para el consumo de los niños, los hemos mantenido y hemos absorbido nosotros el incremento del IVA, y en otros lo hemos repercutido”.

El Director General de Chicco en España ha indicado que la rivalidad entre empresas puede llegar a ser útil: “Hay que ser responsable desde el punto de vista de las compañías que fabricamos productos y tener precios ajustados a la realidad que vivimos, pero eso no significa que todo tenga que ser precio. El consumidor también busca servicio y calidad a su justo precio”. Al ser una empresa global y que abarca todo tipo de productos, Loewen ha señalado que Chicco se distribuye en todo tipo de superficies: “Se incluye tanto grandes jugadores como El Corte Inglés como la distribución del “retailing” dependiente desde farmacias o jugueterías, nuestra red de tiendas propias y un concepto que hemos desarrollado nuevo de red de franquicias seleccionadas estratégicamente”. “España era, es y seguirá siendo rentable a la hora de invertir. Creo que es un mercado donde hay que seguir apostando fuerte y donde hay que quitar esa psicosis de la crisis”, ha recalcado.