Noticias

El consorcio español se adjudica el AVE La Meca-Medina por 6500 millones de euros

La adjudicación del conocido AVE del desierto pone fin a un proyecto que se iniciaba hace unos años por parte del Gobierno de Arabia Sauydí y que ha hecho interesarse a consorios de compañías de todo el mundo que al final han perdido la batalla frente a las españolas.Se trata de uno de los mayores proyectos ferroviarios de los últimos años con un presupuesto de 6500 millones de euros. El consorcio español está formado por compañías como Indra, OHL, Renfe y Talgo aunque también participan en este proyecto empresas saudies. Se trata de un proyecto global que incluye desde la construcción de la plataforma de la línea, de unos 450 kilómetros de longitud, hasta la instalación de los sitemas de señalización, electrificación, telecomunicaciones y seguridad. Los trenes también mantendrán la marca española con el suministro por parte de Talgo de 35 AVES. Con la adjudicación del denominado "AVE del desierto" España da un importante paso en la estrategia de internacionalización del AVE que promueve el Gobierno junto a las empresas del ramo.