Noticias

Continúa la rebelión de la ‘telecos’: Orange se suma a la crítica del trato a Telefónica

Por esta razón, apuntó que han solicitado a la CMT que el precio para acceder a estos conductos se reduzca a la mitad, ya que "no debería suceder que, en vez de compartir inversiones, estemos financiando con estos precios el despliegue -de fibra- del incumbente (Telefónica)".

El consejero delegado de Orange insistió en que es "necesario" que tanto su compañía como Vodafone puedan "replicar las ofertas de Telefónica mientras llegamos con nuestra red a las ciudades en las que ya se ha desplegado". De lo contrario, alertó de la posibilidad de que el sector de banda ancha fija se "re monopolice".

Para evitarlo, consideró necesario que se eleve la obligación de Telefónica de ofrecer al resto de compañías accesos de fibra de, al menos, 30 megas, y que se sitúe en 100 megas.

Sobre el acuerdo entre Telefónica y Yoigo, Vignolles señaló que existen "muchos elementos preocupantes para la competencia en el mercado", por lo que defendió la importancia de que las autoridades lo estudien en profundidad.

En su opinión, el acuerdo convierte a Yoigo en "un operador móvil virtual de Telefónica" y supone un "proceso de consolidación y concentración que favorece al incumbente, ya que tiene un canal de distribución adicional".

Por otro lado, apuntó que la nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) deberá mantener el "servicio de regulación" que venía prestando la CMT y añadió que "tiene que ser ágil y rápida para evitar vacíos regulatorios".

En esta línea, subrayó la importancia de que "cuente con los recursos humanos y financieros suficientes" para llevar a cabo su labor.

También criticó que los operadores en Europa compiten en una situación de "clara desigualdad" con otros actores "clave" en el desarrollo digital, como son los llamados 'over the top' (OTT), es decir, Apple, Google, Facebook o Amazon. Según Vignolles éstos son "jugadores 'mundializados' que viven en una situación de 'quasi monopolio".

Esta situación puede ser, según el consejero delegado de Orange, "beneficiosa para los consumidores en el corto plazo", pero tiene "efectos muy perjudiciales para el sector en Europa" y provoca que los operadores del continente "se estén debilitando".

En su opinión, la adquisición del negocio de móviles de Nokia por parte de Microsoft es "todo un símbolo" de esta situación de debilidad que sufren las compañías en Europa.