Noticias

El crack de ACS: La constructora pierde 2.000 millones en 2012

Según informó este jueves la compañía, los resultados del grupo "han estado fuertemente afectados por la difícil situación macroeconómica y la evolución de los mercados de capitales, lo que obligó a realizar un saneamiento de la participación en Iberdrola".

Desde ACS recordaron que se vendió un 12% de la eléctrica, y que las pérdidas netas producidas por la desinversión sumaron 1.312 millones de euros. Además, se recogen pérdidas de 1.308 millones por el ajuste del valor de las acciones de Iberdrola.

Otros conceptos extraordinarios a tener en cuenta son las plusvalías por la venta del 10,3% de Abertis y del 23,5% de Clece (322 millones de euros) y el impacto negativo de 333 millones por las provisiones sobre activos y gastos derivados de la reestructuración financiera completada en julio.

Sin todas estas operaciones extraordinarias, el resultado neto de ACS en 2012 asciende a 705 millones de euros, un 9,9% menos que el año anterior.

Por otra parte, los ingresos de ACS subieron un 34,6% en 2012, hasta alcanzar los 38.396 millones de euros, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 3.088 millones (+33,3%).

 

REDUCCIÓN DEUDA

La deuda neta del grupo que preside Florentino Pérez descendió un 46,9% en los últimos doce meses y a 31 de diciembre de 2012 se situó en 4.952 millones de euros. De dicha cuantía, 1.164 millones corresponden a su filial de construcción alemana Hochtief y el resto, 3.788 millones de euros, a préstamos sindicados y bilaterales, a la financiación de proyectos de filiales y la adquisición de la participación en la citada compañía germana.

Desde ACS subrayaron que esta evolución "demuestra el importante esfuerzo de reducción de deuda" que ha hecho la compañía.

RAMAS DE ACTIVIDAD

Por ramas de actividad, el área de construcción obtuvo unas ventas de 29.683 millones de euros, prácticamente el 50% más que en el mismo periodo de 2011.

Las ventas internacionales de la actividad de construcción del grupo crecieron hasta los 27.873 millones de euros, una cifra que representa ya el 93,9% de la facturación total de la actividad.

En el caso de los servicios industriales, las ventas alcanzaron los 7.050 millones de euros, manteniendo el mismo nivel de actividad que en 2011, pese a la caída de actividad del mercado nacional en un 19,8%.

Por contra, las ventas en esta actividad en el negocio internacionales aumentaron un 21,6% hasta situarse en 4.112 millones de euros, un 58,3% del total.
Además, el área de medio ambiente obtuvo unas ventas de 1.691 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 0,3%.