Noticias

Crónica de un divorcio anunciado


> En Gestiona Radio hemos consultado a los expertos cómo ven el culebrón que se ha destado en Sacyr. Eulogio López, Director de lahispanidad.com, ve en esta destitución de Luís Del Rivero algo positivo….

¿Por qué?

El pasado 29 de agosto, la constructora Sacyr Vallehermoso (principal socio de Repsol, con un 20% de su capital) y la petrolera mexicana Pemex (que cuenta con un 9%) anunciaban un pacto conjunto para sindicar sus acciones y alcanzar cerca del 30% de Repsol. Entre las pretensiones de Sacyr y Pemex, estaba que se nombrase un consejero delegado y, sobre todo, restar poder a Antonio Brufau como presidente de la petrolera. El consejo de Sacyr daba el visto bueno por unanimidad a la operación con la mexicana y nada hacía prever que el desenlace que todo esto ha tenido.

Aquel pacto consiguió inquietar Brufau. El tandem Sacyr-Pemex pedía su cabeza, o por lo menos, que tuviese menos poder en Repsol, por lo que comenzó a reclutar apoyos, entre ellos, el de Isidre Fainé, presidente de La Caixa.
Al tiempo, a principios de septiembre, la petrolera mete en el juego a la Comisión nacional de la Energía (CNE), al pedirle que analice la operación Sacyr-Pemex bajo la función 14, que le permite vetar movimientos en activos regulados.
El 28 de septiembre Repsol celebraba su consejo ordinario. Tras más de cinco horas de reunión, el consejo de la petrolera vota, por mayoría, ciertas medidas para frenarles los pies a Sacyr y a Pemex. Éstas, inmediatamente, anuncian la impugnación y piden una nueva junta de carácter extraordinario.

Entre tanto, Luís del Rivero parece no dar con una solución que guste a todos, a la luz de que el Consejo de Administración de Sacyr se llega a reunir hasta cuatro veces en menos de un mes. Los tres primeros consejos concluyen con la idea de buscar la concordia con Repsol y, sobre todo, refinanciar la deuda de la constructora. Pero con el cuarto, los socios dicen ‘basta’. Instigados por Manuel Manrique, y con el apoyo de los otros dos socios fuertes, Demetrio Carceller y Juan Abelló, acaban con el presidente. Luís del Rivero es destituido por culpa del enfrentamiento con Repsol tras  la alianza con Pemex.

¿Quién es quién dentro de Sacyr?

  • Luis Del Rivero, el cadáver de Sacyr. Su intentona por hacerse fuerte dentro de la constructora, se ha frustrado. El rey acaba destronado tras una jornada de infarto en el seno del grupo.
  • Manuel Manrique, el beso de judas. El hasta ahora consejero delegado de Sacyr, ha votado a favor de la destitución de Luís Del Rivero. Se convierte en el verdugo del ya ex presidente del grupo y, a la vez, en el nuevo presidente de Sacyr Vallehermoso.
  • Demetrio Carceller, el 'número dos' de abordaje. Este magnate de la petrolera Disa, ha jugado un papel fundamental ante la intención de Del Rivero en su pacto con Pemex por la escalada en Sacyr. Carceller se convierte en el segundo de abordo en la sombra, ¿su premio? La vicepresidencia de Sacyr.
  • Juan Abelló, la mano en la sombra. Desde hace meses ha estado diseñando lo que definitivamente se ha convertido en la decapitación de Luis Del Rivero como presidente de Sacyr. Abelló aglutina más del 9,6% del capital del grupo.

¿Y ahora qué?

La destitución de Luís del Rivero anticipa un giro inmediato en la política de Sacyr dentro Repsol. Además, puede ser beneficiosa para la cotización en Bolsa de ambas compañías. En este sentido habla José Lizán, analista de Nordkapp…

Los títulos cotizados de Sacyr, lo cierto es que parecía que se olían estos grer" scrolling="no" src="http://play.gestionaradio.webtv.flumotion.com/play/player?player=19&pod=2861" width="560andes cambios en el seno de la constructora desde hacía algunos días. Roberto Moro, analista de Apta Negocios, explica el comportamiento que han mantenido las acciones esta última semana…

 

La deuda de Sacyr y su futuro en el accionariado de Repsol

Sacyr tiene 4.500 millones de euros en facturación, y 11.000 millones de euros en deuda. Algo inviable.

De los más de 6.000 millones de euros que Sacyr pagó por hacerse con el 20% de Repsol en 2007, unos 5.000 millones de euros eran créditos que vencen precisamente en diciembre de este año. De hecho, Del Rivero venía buscando en las últimas semanas una refinanciación de esa deuda, tanto con los inversores nacionales, como con los internacionales, que parecía se le estaba atragantando demasiado. Y es que los inversores extranjeros ya habían dicho que no pondrían ni un euro más. Esta problemática va a ser uno de los quebraderos de cabeza que va a heredar ahora el nuevo presidente, Manuel Manrique.

Habrá que ver qué dirección toma a partir de ahora la constructora, aunque todo apunta a que Sacyr reducirá su participación en Repsol. Así lo considera, al menos, Eulogio López, director de lahispanidad.com…

Es muy posible que Antonio Brufau pida a Manrique que cambie a los consejeros que representan a Sacyr en Repsol. Además, le prestará su ayuda para que venda parte de ese paquete accionarial del 20% en unas buenas condiciones. Una participación de Sacyr en Repsol que, al parecer, podría reducirse al 10% o incluso menos. El tiempo nos dirá qué pasa. Horas. Días. Semanas. Este culebrón, lejos de parecer sentenciado, no ha hecho más que empezar.