Noticias

Las eléctricas responden al Gobierno: "La única forma de atajar el déficit tarifario es reducir costes regulados"

El ministro de Industria, José Manuel Soria, confía en que la revisión de la luz dependa solo del “mercado”. ¿Usted confía también en que sólo dependa del mercado?

El mercado es una parte del recibo que viene a significar un 35-40% y el resto son los costes regulados. En la medida en el que Gobierno decide no modificar los costes regulados, se moverá con el mercado. Pero no hay que olvidar que la congelación de los costes regulados, lo que nos podría llevar es un déficit de tarifa mayor.

Dice el ministro que si no se ataja, el déficit de tarifa podría sumar 50.000 millones y superar el importe del rescate bancario. ¿Ve usted voluntad de atajarlo?

Voluntad de atajarlo hay, otra cosa es que estemos de acuerdo al cien por cien con los métodos. La única forma o una de las formas sensatas de atajar el déficit de tarifa es reduciendo los costes regulados, que son los que forman el déficit de tarifa, al ser menores que los ingresos. En la medida en que sigan aumentando estos costes, que son esencialmente las primas a las renovables y al régimen especial, si no se ataja esto y sigue creciendo la entrada de nuevas instalaciones renovables con prima, desde luego el déficit va aumentará de una manera importante.

Sube el déficit, a la vez que suben las primas renovables y suben los impuestos. Hoy hemos sabido que las energías renovables y la cogeneración recibieron 7.417 millones en primas hasta octubre. ¿Hasta cuándo van a poder soportar las eléctricas esta situación?

Las eléctricas estamos en el límite de poder soportarlo. La cifra de 7.417 representa un aumento del 26% respecto incluso a lo planificado. El déficit de tarifa por ley lo soportamos las cinco compañías integradas en UNESA. Y ya nos es muy difícil en la situación actual seguir financiando ese déficit.

Si las renovables provocan el déficit de tarifa, ¿por qué en 2005 casi sin renovables hubo 3.000 millones de euros de déficit?

Las primas a las renovables siguen el incremento del déficit de tarifa, pero es verdad que en 2005 hubo un año muy singular. El déficit de tarifa tenía una definición diferente. Entonces era la diferencia entra la totalidad de los costes y la totalidad de los ingresos. En ese momento, hubo una subida tremenda de los combustibles, en concreto del petróleo. Esto lleva a un aumento del coste energético total y el Gobierno decidió, para que no aumentara la inflación ese año, que el déficit de tarifa se produjera. Pero al año siguiente ya disminuye, y a partir de ahí ya sigue una línea paralela a las primas renovables. Ya en ese momento, el déficit ya se definía como la diferencia entre los costes regulados y los ingresos regulados, y no tenía nada que ver con la generación y los precios de los combustibles.

¿En qué cantidad podría cerrar el año el déficit de tarifa?

Si no se hace nada, el déficit de tarifa al final de año estará en entorno a los 4.800 millones de euros. No sé si se aprobará algo para remediarlo y que se cumpla el techo de déficit legal de 1.500 millones.

Soria ha calificado de “necesaria e imprescindible” la nueva fiscalidad eléctrica aprobada por el Gobierno. ¿Está de acuerdo?

La tarifa es un problema estructural. Los temas estructurales para que sean duraderos a largo plazo hay que atacarlos con cambios estructurales. Habría que haber reducido los costes. Pero es verdad que la medida coyuntural de los impuestos puede paliar a corto plazo el déficit de tarifa.

¿Podemos decir que ha sido un año difícil y complicado para el sector eléctrico?

Ha sido un año muy complicado. Ha habido una caída importante de la demanda en torno al 2%, ha habido la entrada de más energías renovables por lo que han aumentado las primas. El Gobierno decidió reducir la distribución teniendo en cuenta que la distribución es algo fundamental. Es lo que permite que la energía llegue a las casas y a las empresas. Tenemos la distribución pero retribuida de Europa. Además, los resultados de las compañías en España han empeorado mucho así como su ratings debido a los déficit de tarifa acumulados.

Todo indica a que la planta nuclear de Garoña cierra el domingo ¿qué le parece este cierre?

Garoña es responsabilidad y propiedad de Nuclenor que tiene como accionistas a Endesa e Iberdrola. Cuando toman una decisión tan importante como el cierre de una planta, estoy convencido de que es por motivos económicos. Garoña no presentaba un índice de rentabilidad que nos permitiera mantenerla en funcionamiento.

¿Seguirá subiendo la luz el año que viene?

Las nuevas medidas fiscales no significan apostar por una energía eléctrica barata en absoluto. Los costes regulados no se han reducido en absoluto y la parte de generación tiene unos impuestos.  Lo que va a pasar en las próximas subastas es muy difícil de predecir.