Noticias

Endesa pierde su 'exclusiva' en Baleares

 

El cambio de Govern, el TSJB y años de litigio en los juzgados terminan con el monopolio que Endesa – mediante Gesa Endesa – mantenía en las Islas Baleares. Todo comenzó hace dos años, cuando la empresa mallorquina, Sampol Energía S.L ganaba un concurso de la Administración pública por la que consiguió la construcción de infraestructuras de energéticas, la razón fue simple, según nos confirman a Diario Financiero desde la empresa, “el precio que ofrecía Sampol era la mitad del que ofrecía Endesa, en concreto nuestro precio ascendía a los 4 millones de euros frente a los más de 8 que proponía la compañía que preside Prado”, afirma Gabriel Sampol, presidente de la empresa.

Endesa alargó su monopolio dos años más

Concurso ganado, concurso recurrido por Endesa. La multinacional lo interpuso justo después de la concesión a Sampol a finales de 2009, con ello Endesa ha conseguido paralizar la competencia, y prorrogar 24 meses más su posición monopolística en las Islas.

Finalmente, el TSJB desestima el recurso presentado por la energética de Prado, y revalida el concurso que ganaba Sempel en 2009.

Endesa fue sancionada por posición dominante

La Comisión Nacional de la Competencia abrió un expediente sancionador a Endesa Distribución por incumplir una resolución de 2006 en la que se instaba a la compañía a dejar de abusar de su posición de dominio en el mercado de las instalaciones en Mallorca, donde actuaba como distribuidor único.

El “Govern del Pacte” contra las renovables

Desde la empresa mallorquina también nos confirman que el anterior Gobierno balear “ha paralizado todos proyectos de energía renovable que estábamos llevando a cabo nosotros y otras empresas”, ha confirmado Sampol, que ha acusado a Endesa de “cobrar los accesos a la red a pesar de que son gratuitos y los proporciona el Estado a través de Red Eléctrica”.