Noticias

Endesa sufre la austeridad lusa

Se acerca el nuevo plan de ajuste en Portugal, y con el, una nueva política energética que afecta al pago a los productores eléctricos, sobre todo a la lusa EDP, y a la española Endesa. Es el argumento que da la agencia de calificación Moody' s para lanzar el aviso sobre la eléctrica que preside Borja Prado: podría ver rebajar su rating.

La medida, efectiva desde le pasado 20 de agosto, forma parte del plan de austeridad anunciado el pasado año 2011, y supone el segundo mazazo en menos de 10 días para Endesa, que sigue mirando con incertidumbre su futuro, tras la reforma energética que desde España prepara el ministro de Industria, José Manuel Soria, y que ya ha enviado a la compañía española directa a los número rojos, durante varias sesiones bursátiles.

Según la agencia estadounidense, la política de ajuste lusa "confirma un efecto negativo en el crédito" tanto de EDP, como de filial española de Enel. Más en concreto, Endesa se beneficia de los pagos en Portugal, a cambio de tener plantas energéticas suficientes como para abastecer la demanda portuguesa.