Noticias

E.ON lastrada por la venta de electricidad

 

En concreto se queda en los 1.911 millones de euros, tras la caída en la generación eléctrica tradicional. Y es que la facturación se redujo en el mismo periodo un 1 % y la ganancia operativa un 18 %, hasta 3.967 millones de euros.
Sin embargo el beneficio neto atribuible a los accionistas de E.on ha subido durante estos seis primeros meses igual periodo un 6 %. 

En cuanto a las ventas, aunque las de gas crecieron un 1 %, las de electricidad bajaron un 3 %.Por esto E.on ha confirmado su apuesta por las renovables y negocios fuera de Europa, como en Turquía y Rusia.

La compañía alemana explicó que ha alcanzado los objetivos fijados de desinversiones. Y es que E.on tenía a finales de junio una deuda neta de 33.309 millones de euros, 2.625 millones de euros menos que a finales del primer semestre de 2012.
Mirando al futuro, la compañía mantiene las previsiones de un beneficio neto entre 2.200 y 2.600 millones de euros para el conjunto de 2013 pese a difícil entorno económico y regulador.