Noticias

Eulen: “Llevar 50 años en el mercado refuerza el sistema inmunológico de la empresa.”

Sector servicios. Un informe de Manpower dice que “el paro azota al sector servicios, que suma 700.000 desempleados desde 2007”. ¿Malos tiempos para el sector servicios?

Son malos tiempos para todos. El sector servicios es un sector que es dependiente de todos los demás. Por ejemplo, el sector logístico tiene mucho que ver con el movimiento de mercancía y si se vende poco, se mueve menos. Si además de eso, añadimos la temporalidad a la situación que estamos sufriendo, se potencian las cifras.

En ocasiones se habla del sector servicios como el salvavidas y por el que tiene que apostar nuestra economía ¿Pero el sector servicios tiene capacidad suficiente para sostener el peso de la economía española?

El sector servicios es un sector en el que la economía, no sólo puede, sino se debe de apoyar. Es el regulador de muchos de los problemas de las empresas a la hora de poder planificar su negocio y poder tener unas proporciones adecuadas a cada estacionalidad. Incluso para regular plantillas en momentos como este. El gran reto que tienen las empresas es sustituir costes fijos por costes variables. El sector servicio es una respuesta muy adecuada para conseguir ese objetivo.

Grupo Eulen trabaja en negocios tan diversos como la limpieza, la seguridad, sector sociosanitario, trabajo temporal y servicios auxiliares. ¿Esto es una ventaja en estos tiempos?

Es una ventaja y es un punto fuerte a la hora de competir. Hoy más que nunca las empresas no subcontratan un servicio sino una serie de procesos complementarios a su actividad nuclear. La empresa que puede dar con una ventilla única pues no deja de ser una ventaja. Somos de las pocas empresas que podemos dar un servicio completo en aquellas actividades que deseen subcontratar.

Negocios como la limpieza y la seguridad ¿crecen en época de crisis?

No. Siempre se ha dicho que el sector servicios es anticíclico porque se dice que cuando las empresas quieren hacer outsourcing o subcontratar es cuando hay crisis. Pero esta crisis es un poco especial si la comparamos con otras vividas. Es una crisis en la que  la actividad se ha reducido para todos, cuando la crisis afecta a un sector es una cosa, pero es que en estos momentos son todos los sectores los que sufren. Si se reduce la superficie comercial porque cierran centros, hay menos centros que limpiar, hay menos centros que vigilar.

¿Cuál es el motor de crecimiento de Eulen?

Nos estamos manteniendo bien en sectores generales como el de la limpieza y el mantenimiento. Hay otro que es un sector de futuro: el socio-sanitario. Si algo le afectará a nuestra sociedad es el envejecimiento de la población y todo lo que tenga que ver con la atención a mayores, si no hay una modificación en la demografía, será un sector al alza muy importante.

¿Hay posibilidad de empleo en este sector?

Nosotros somos una fábrica de recursos humanos. En Eulen, nos estamos manteniendo al nivel de hace dos años en cuanto al empleo, pero es que hemos estado creciendo con dos dígitos durante muchos años. Yo espero que dentro de poco tiempo, las necesidades de contratación serán evidentes y necesarias. En estos momentos, estamos con 50.000 empleados en España y 30.000 en América.

¿Cuál es la clave del éxito del Grupo Eulen?

Llevar 50 años en el mercado refuerza el sistema inmunológico. Cuando las empresas tienen pocos años, están sujetas a muchas enfermedades infantiles que se llevan a muchas empresas. Cuando una empresa lleva 50 años ha pasado por muchas cosas ya y la experiencia es muy importante. También el no habértelo creído en el momento que estábamos al alza, nos ha hecho haber sido cautos, no haber hecho inversiones alocadas y que en estos momentos nos podamos defender sin tener grandes problemas desde el punto de deudas.

Presencia internacional. ¿En cuántos países están presentes?

Se limita a América y a la Península Ibérica. La aventura empieza con Latinoamérica y continúa con Norteamérica. Prácticamente estamos en todos los aeropuertos de Estados Unidos haciendo servicios generales. Empezamos en Brasil donde tuvimos una experiencia que nos sirvió para seguir poniendo jalones en otros países…Estamos en Chile, Méjico, Perú, Colombia… Curiosamente en Brasil no estamos, porque cuando empezamos allí la experiencia no fue buena y nos retiramos.

¿La presencia en el exterior les ha permitido superar los problemas económicos que tenemos en España?

Latinoamérica representa casi el 20% de los ingresos de Eulen. A pesar de que se dice que la crisis es mundial a mi no me lo parece. China, América Latina, están creciendo. Esto quiere decir que la crisis no es tan mundial como se dice. Esa diversificación del riesgo es muy importante, en el futuro todavía tendremos más capacidad para aguantar los temporales.

¿A qué empresas da servicio el Grupo Eulen?

Estamos prácticamente en todos los sectores. Podemos estar con un tipo de servicios o con varios. No hay ninguno en el que no tengamos presencia. Estamos en el sector público, en el aeronáutico, en el del transporte, en el de alimentación, en el de farmacia, sanitario…

Trabajan con Administración, ¿cómo les han afectado los recortes?

Hay una parte sustancial del negocio que tiene que ver con la Administración Pública. Es cierto que está reduciendo sus costes, y esto tiene que ver con la reducción de servicios y de contratos que sacan hacia afuera. Lo que tenemos que hacer es ajustar nuestros costes para poder dar ese servicio por ese precio que sale. Habrá que medir el riesgo para competir o no competir. Al final, es una decisión empresarial. El Estado es un cliente seguro pero ha sido un cliente mal pagador y que tiene unos requisitos que hace que no puedas trabajar con la libertad que trabajarías con una empresa privada. Pero necesario al fin y al cabo.

¿Una empresa familiar es un valor más seguro en tiempos de crisis?

Yo creo que sí. Es fácil tomar decisiones, no hace falta someterse a una junta de accionistas ni a un mercado de valores. En ese sentido, nosotros tenemos una ventaja. Por otro lado, la experiencia y el aprendizaje tiene mucho que ver para que, en momentos difíciles, la empresa se gestione de una forma coherente. Creo que esa es una de las razones por las que, en estos momentos, tenemos un optimismo razonable.

Decía su presidente David Álvarez en una entrevista este verano que “en España tenemos que bajar un escalón en el nivel de vida, trabajar más y arreglarnos con menos”. ¿Tenemos que acostumbrarnos a vivir peor?

No sé si a vivir peor, pero sí a vivir diferente. Esta crisis ha puesto las cosas en su sitio. España ha vivido buenos  momentos y se ha pensado que esto era una situación sin límite. Al final, nos hemos dado cuenta de que todo lo que sube baja y de que no hay nada que sea eterno. Eso va a hacer que el modelo cambie.