Noticias

Un ex de Goldman Sachs denuncia que la firma “intenta timar a los clientes”

"Hoy es mi último día en Goldman Sachs", comienza la misiva en la que Smith presenta su dimisión que continúa denunciado prácticas llevadas a cabo por altos ejecutivos del gigante estadounidense "me pone enfermo cómo la gente habla cruelmente de timar a sus clientes. Durante los últimos 12 meses he visto a cinco directores referirse a sus propios clientes como 'marionetas', algunas veces en correos internos", afirma el que hasta ahora llevaba 12 años integrado en las filas del banco de inversión.

Lo que si aclara Smith, y a pesar de la crítica a algunos directivos  es que no tiene constancia de ningún comportamiento ilegal "¿Pero se llevan las cosas al límite y se coloca productos complicados y muy lucrativos a clientes incluso si no son las inversiones más sencillas o las más adecuadas para ellos? – se pregunta Gregory Smith – Absolutamente. Cada día, de hecho", asegura el directivo.

Continúa lanzando preguntas en la carta publicada por el diario estadounidense: "Actualmente, la pregunta más común que recibo de mis analistas 'junior' sobre derivados es: ¿Cuánto dinero podemos sacarle a este cliente?”.
Las reacciones no se han hecho esperar, como la del jefe de economía de la BBC. Robert Peston ha afirmado en su cuenta de twitter que "el daño a la firma puede ser muy grave”.

La carta que firma Smith en el NYT termina con una conclusión de los que según el ocurre en Goldman Sachs “puedo decir honestamente que el ambiente es ahora más tóxico y destructivo que nunca".