Noticias

Faconauto: “Sin ayudas, perderíamos 8.000 empleos más”

-¿Qué les parece que el Gobierno decida ampliar el Plan PIVE?

Debemos felicitarnos todos porque esta nueva decisión es bueno para el consumidor, para el concesionario y también para el Gobierno porque va a incementar las arcas del Estado.

-¿Cómo se va a dejar notar en las ventas de aquí a finales de año?

Esperamos repetir como mínimo la situación del mercado de 2012 ya que son momentos difíciles. El Gobierno señala que habrá mayor estabilidad en 2014. Nosotros esperamos que toda vaya bien antes.

-¿Qué cifras de ventas y matriculaciones esperan?

En ventas, tenemos que levantar las 700.000 unidades. En cuanto a matriculaciones 1.200.000 es la cifra mínima.

-¿Qué les parece la cantidad de 70 millones dedicada al tercer Plan Pive?

Es una cifra importante, un empujón para ver si nos situamos para resistir hasta noviembre.

-LLevamos tres meses de mejora de las ventas. ¿Es para echar las campanas al vuelo?

Debemos de ser prudentes por las dificultades que está pasando el país pero también hay que ser prácticos. No debemos lamentarnos tanto y tenemos que trabajar juntos entre todos. Debemos transmitir más moral y ánimo para que se contrate, para que se frene el desempleo. Si no se frena el paro, estamos perdidos.

-A pesar de años de ayudas, el sector del automóvil está viviendo su peor año de la historia. ¿Cuál es el problema  del sector para que dependa tanto de las ayudas?

Hay que analizar un cúmulo de circunstancias que se arrastran desde hace años. Estas ayudas son una fórmula para renovar los vehículos de 10 años.

-¿Sin estas ayudas el sector podría vivir?

Tendríamos dificultades. Sin ayudas se cerrarían más concesionarios y se perderían más puestos de trabajo. 8.000 personas más se quedarían sin trabajo. Una cifra que habría que sumar a los 50.000 puestos de trabajo que ya hemos perdido y a los concersionarios que se han cerrado. Hemos sufrido el cierre de una cantidad imporante pero no se  han producido al ritmo de mercado. En la actualidad tenemos 2.600 concesionarios para vehículos turistas y 330 para vehículos industriales.

-¿Con esto es suficiente?

Con esto da para vivir. Si no se venden coches, sobrarían tal y como están ahora.

-Nuestro parque de vehículos sigue envejeciendo

Gracias al Plan Pive se han retirado coches con una antigüedad de más de 15 años y esto es muy importante de cara a la seguridad vial de todos.

-¿Se han planteado ustedes tomar algún tipo de medidas para facilitar la venta de coches?

Las mejores medidas son impulsar precios competitivos para animar al consumidor.

-¿Es caro comprar un coche ahora mismo en España?

Es la mejor oportunidad que se ha dado nunca. Que se den bonificaciones de hasta 6.000 bonificaciones no se había visto nunca antes.

-Si hablamos del mantenimiento del coche, ¿la crisis ha hecho que lo dejemos un poco de lado y vayamos menos a los concesionarios?

Sí porque la situación económica está lastrando el bolsillo del consumidor. Simplemente, se hace lo imprescindible.

-¿Aquí les preocupa la competencia?

No. Lo que sí nos preocupan son los talleres ilegales, algo en lo que el Gobierno ya se está metiendo. Es un tema con el que estamos perdiendo puestos de trabajo.

-¿Cuál es el principal reto que tienen por delante los concesionarios?

Lo primero de todo es la recuperación del mercado y la estabilidad económica del país. Nos necesitamos todos. Necesitamos motivación. Hay que trabajar, trabajar y trabajar. Debemos trabajar para levantar el país.