Noticias

Fianza millonaria para el exdirector de Nova Caixa Galicia, García Paredes

La Sección Segunda de lo Penal ha desestimado el recurso de García Paredes contra la imposición de la fianza, decretada por el instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, el 6 de noviembre de 2012.

"En la causa existen indicios suficientes de responsabilidad criminal respecto del imputado", señalan en su resolución los magistrados de la Sección Segunda, presididos por Ángel Hurtado.

El tribunal subraya que los imputados procedieron "con abuso de las funciones de sus cargos y con pleno conocimiento de la dificilísima situación económica por la que atravesaba la entidad".

El auto señala además que la Agencia Tributaria ha determinado que García Paredes deberá devolver el 95 por ciento de la pensión que se adjudicó por el periodo entre 2012 y 2025, que supone un total de 5.166.014 euros.

OTRAS FIANZAS

El juez Moreno también fijó fianzas de responsabilidad civil para otros tres imputados. El magistrado impuso a José Luis Pego una fianza de 1.925.223 euros, a Gregorio Gorriarán de 1.218.137 euros y Óscar Rodríguez Estrada de 347.921 euros.

Este tipo de fianzas se impone para que los imputados puedan hacer frente a su responsabilidad civil en caso de ser condenados.

El quinto exdirectivo imputado, Julio Fernández Gayoso, fue declarado por el juez responsable solidario. El magistrado de la Audiencia Nacional atribuye a los cinco directivos un delito de administración desleal o, alternativamente, un delito de apropiación indebida.

A la hora de imponer la fianza, el juez Moreno reiteró que los exdirectivos, "con ocasión del acuerdo de fusión entre Caixa Galicia y Caixa Nova, en su propio beneficio y para asegurar sus intereses personales y preparar su previsible salida de la entidad, acordaron mejorar sus contratos de alta dirección, con menoscabo del patrimonio de la entidad, percibiendo en definitiva elevadas sumas de dinero con ocasión del cese de sus actividades".

Todo ello se produjo "con abuso de las funciones de su cargo y con pleno conocimiento de la dificilísima situación económica por la que atravesaba la entidad".

RESCATE PÚBLICO

La denuncia presentada por Anticorrupción señala que, a partir del 11 de mayo de 2010, con motivo del acuerdo de fusión entre Caixa Galicia y Caixa Nova y de la petición de un primer apoyo financiero al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por importe de 1.162 millones de euros, los directivos de Caixa Nova José Luis Pego Alonso, Óscar Rodríguez Estrada y Gregorio Gorriarán Laza, "para preparar su previsible y futura salida de la entidad bancaria, acordaron mejorar sus contratos de Alta dirección".

Esta decisión la adoptaron "ocultando las mejoras al Consejo de Administración, para lo cual contaron con la necesaria cooperación del presidente de la entidad Julio Fernández Gayoso, en menoscabo del patrimonio de la entidad bancaria que administraban".