Noticias

"La fiscalidad, la financiación y el consumo son los retos del sector en España"

¿Cómo está el transporte terrestre en España?

Atravesando una cierta apatía, con mucha preocupación por el devenir y con algunos problemas que estamos viendo y sufriendo desde hace cuatro años.

Esa apatía del sector ¿a qué se debe? ¿Cuáles son los principales problemas?

Uno de los principales problemas es el incremento del coste de producción, provocado por el incremento de los carburantes y otro tema muy importante es también el descenso de consumo. De telón de fondo, hay que añadir el problema de financiación que todas las empresas están sufriendo.

¿Prevén solución para el incremento del precio de los combustibles o es una guerra perdida?

La guerra nunca se da por perdida pero es muy difícil de manejar en tanto en cuanto no está en nuestras manos. El Gobierno lo está intentando, pero las compañías ya han demostrado que puntualmente han bajado sus márgenes porque el Gobierno se lo ha pedido, pero al final vuelven a la senda de la subida de precio.

Otro de los problemas es el consumo ¿cuando se recuperará el consumo interno?

Es una pregunta que yo me la hago a diario. Creo que todavía tardará más tiempo del deseado en recuperarse. No me atrevo a decir mientras se siga destruyendo empleo. Con esto, el miedo se apodera del consumidor y deja de consumir.

¿Cómo es la salud económica de DHL Freight?

De buena solvencia, hemos crecido en los últimos años y en 2011 hemos consolidado ese crecimiento. Lo que toca ahora es intentar empatar sino ganar. Vamos empatados con mucha fuerza para intentar meter aunque sea en el último minuto y de penalti el gol.

¿Cómo pinta el año 2013?

Bastante mal… no hay recuperación a la vista. Se seguirá destruyendo empleo por lo cual esto va a incidir negativamente en el consumo y en nuestro desarrollo. A fecha de hoy estamos lejos de los brotes verdes. Eso no quita para que sigamos atacando e intentando un crecimiento sostenido, no tanto en cuanto a subida de tarifas sino en optimización de recursos.

¿Cuáles objetivos que tiene la compañía en España?

Lo más importante es consolidar nuestra situación en el mercado y una vez consolidado, aumentar nuestra presencia en el territorio nacional, no sólo a través de nuestras sucursales, sino teniendo acuerdos con empresas locales y regionales para que ellos fomenten y comercialicen nuestro servicios.

¿Cuál es la presencia internacional?

Estamos en 50 países con cerca de 200 sucursales propias. Desde el año pasado, tenemos una pata en América, pero la gran parte del negocio reside en Europa.

¿Desde Alemania los jefes aprietan tanto como se dice?

Son muy buenos gestores, aprietan mucho, entienden la situación por la que se está pasando. Aun así, ellos han invertido un dinero y quieren su rendimiento.

¿Esa presencia cómo se nota en la cuenta de resultados?

La mayor parte de la cuenta de resultados proviene de Europa. Tenemos dos puntos muy importantes,  sobre todo de Alemania y Países del Este que están pisando fuerte. Rusia es una locomotora que tira fuerte. Es una ventaja contar con esta diversificación. España dentro del resultado global presentaba un 4% del resultado y hoy en día representa un 2 o un 2,5%.

¿Aprovechamos lo suficiente el ferrocarril en España?

No y esta será nuestra asignatura pendiente. Falla por una parte unas infraestructuras que no son todo lo buenas que deberían ser. Tenemos una situación con los anchos de vía que tampoco ayuda. La accesibilidad no es todo lo flexible que puede ser el transporte como un camión. Y tenemos el problema de la fiabilidad muchas veces sabes cuando sale pero no sabes cuando llega debido a huelgas y demás.

Entre los esfuerzos inversores del Ministerio de Fomento está el Corredor del Mediterráneo ¿cómo nos puede beneficiar esto?

Considero que puede impulsar el comercio internacional en España pudiendo convertirla en la plataforma logística del Sur de Europa. Hay que saber que dos terceras partes de los portacontenedores que pasan en el Canal de Suez rodean nuestras costas para ir al Norte de Europa. Si nosotros diéramos un impulso al Corredor del Mediterráneo, todos esos barcos podrían amarran en nuestras costas.

Se habla de privatizaciones incluso en el sector ferroviario en España, en RENFE ¿se plantean entrar como operador ferroviario en España?

No está en nuestra hoja de ruta y depende de ver qué oportunidad puede haber ahí.

¿Qué retos tiene el sector del transporte en España?

La fiscalidad, la financiación y el consumo son temas importantes. Yo añadiría la profesionalización del sector. En otro países hay ciclos formativos que hacen un sector de expertos y aquí todavía hay mucho por andar y que por hacer.

¿Cree que España ha perdido atractivo como país para invertir?

El atractivo no lo hemos perdido. Ford y Renault han confirmado que sus inversiones vienen a España, pero a nadie se le escapa que España tiene que volver a la filosofía del sacrificio y de la constancia para recuperar la competitividad en esos mercados donde la ha perdido.