Noticias

FM Logistic: "La Euroviñeta es un peaje que nos viene mal por estar arrinconados en Europa"

El director de FM Logistic Iberia y nuevo responsable de Europa del Oeste, Pablo Gómez, ha señalado que los problemas derivados de la crisis actual son más serios de lo que pensamos y que “no nos hemos dado cuenta todavía suficientemente de su envergadura y de la actividad que tenemos que tener para recuperarnos”. Según él, “necesitamos perseverancia, persistencia y mirar hacia afuera”. Gómez ha reconocido que, en su sector, “la crisis está afectando a los volúmenes de mercancías que movemos. Actualmente estamos al 70% del volumen que teníamos en 2008-2009 y eso está haciendo que las empresas dedicadas al transporte estén tiritando”.

También ha admitido que Europa está corriendo a velocidad alemana: “Estamos un poco agobiados. Los países del sur de Europa lo estamos pasando regular, y alguno bastante mal”. De la misma manera, ha señalado que la Euroviñeta no va a ayudar precisamente a España: “Es un peaje más que nos viene a nosotros especialmente mal por estar arrinconados en Europa. El sector en España está muy atomizado y esto está provocando una reestructuración de compras, de consolidaciones, de desaparición de algunas compañías… Es un sector que está bastante movido”. Sin embargo, ha querido transmitir un mensaje de esperanza para los jóvenes, que están viendo cómo su posibilidades de futuro cada vez son más mermadas por estos momentos tan complicados: “¡Chicos, ánimo, que el futuro está difícil pero lo podemos conseguir!”.

A pesar de todo lo anterior, en FM Logistic Iberia no tienen problemas de financiación, como ha corroborado su director: “Gracias a Dios, nosotros tenemos una economía y una financiación asegurada. Nuestra diversificación mundial hace que sigamos creciendo en torno al 15-20% anual de forma orgánica, pero recientemente hemos planteado una nueva estrategia que incorpora las adquisiciones”. Aun así, cree que el trabajo en equipo en fundamental para su empresa y para cualquier otra, y que parte del éxito reside en él: “El equipo es todo. En la empresa si no tienes equipo no vas a ningún lado. Dentro de los equipos hay que cumplir roles distintos. Esta filosofía la estoy empezando a aplicar a los países que ahora dirijo y me está yendo bien. Es contar con todos, respetando a cada uno sus particularidades”. Por eso, también piensa que el bienestar de sus empleados es otra forma de triunfo: “Se trata de encontrar unos espacios en los que ellos se sientan bien, que pensemos que tenemos un objetivo común: primero la supervivencia y luego el desarrollo social. Somos una empresa que busca la implantación muy local”.