Noticias

Francisco González ante el juez: "Bankia era el elefante en la habitación"

Los tres banqueros, en las declaraciones como testigos que prestaron esta mañana ante el juez de la Audiencia Nacional, han coincidido en señalar que el principal problema del sector financiero español en aquella época era Bankia y que los mercados internacionales estaban presionando en ese sentido.

Varias fuentes jurídicas explicaron que en su declaración, que duró cerca de 20 minutos, Botín aseguró que la mejor decisión fue la adoptada por el Ministerio de Economía, que conllevó la nacionalización y la inyección de fondos públicos en la entidad. "Bankia era el elefante en la habitación", ha dicho gráficamente González.

Fue el propio ministro el que, en su declaración por escrito en el marco del 'caso Bankia', señaló que los días 4 y 6 de mayo de 2012 se reunió con Rato, Fainé, González y Botín. Rato presentó su dimisión como presidente del Bankia el 7 de mayo, después de que, según dijo ante el juez Andreu, el departamento de De Guindos rechazara su último plan de saneamiento para la entidad. La dimisión supuso el desembarco en Bankia del nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri.

REUNIONES CON DE GUINDOS

Botín dijo que ambas reuniones, la del 4 de mayo y la del día 6, comenzaron a las 9 de la noche y duranron cerca de hora y media. El presidente del Banco Santander explicó que en la reunión del 4 de mayo comenzaron tratando temas generales como la prima de riesgo y otras cuestiones técnicas, para luego entrar a abordar de lleno el caso de Bankia.

Señaló en este sentido que, en el encuentro, los banqueros y el ministro se centraron en las cifras que iban a ser necesarias para garantizar la viabilidad de Bankia. Botín dijo en este sentido que era partidario de una "operación rápida" para otorgar al banco "una ayuda masiva" que cifró en cerca de 15.000 millones de euros.

El presidente del Santander, que, según las fuentes consultadas, ha contestados casi siempre con frases cortas, ha dicho que no tuvo conocimiento del último plan que el Ministerio de Economía solicitó a Rato, y que fue finalmente rechazado por el departamento de De Guindos. El máximo dirigente del Santander también explicó que no se habló en ningún momento de la dimisión de Rato, ya que estaba presente en la reunión.

Indicó asimismo que la segunda reunión finalizó sin una conclusión clara pero dijo que en ningún momento Rato les anunció su intención de dimitir al día siguiente ni se llevó la impresión de que eso iba a suceder.

APOYO A RATO

Fainé, según las fuentes jurídicas consultadas, ha sido de los tres banqueros que han declarado hoy como testigos el que más ha defendido la gestión de Rato y ha llegado incluso a avalar el plan elaborado por el expresidente de Bankia, en el que se contemplaban ayudas de 7.000 millones de euros. La entidad necesitó finalmente un rescate de cerca de 22.500 millones de euros.

El presidente de CaixaBank explicó que la situación en abril y mayo de 2012 era "muy compleja" y que los mercados internacionales estaban muy preocupados.

Fainé también ha respaldado las estrategias de fusión con otras entidades estudiadas por el equipo directivo de Rato. Ha reconocido asimismo en este sentido que antes de la creación de Bankia se planteó la fusión de La Caixa y Caja Madrid pero igual que se estudiaron otras posibilidades.

En cuanto a las reuniones con De Guindos, Fainé dijo que no le sorprendió que en ellas no estuviera presente el entonces gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien en su declaración ante el juez Andreu el pasado 14 de febrero aseguró que el Banco de España había perdido el control de la crisis de Bankia a favor del Ministerio de Economía.

CIFRAS POCO CREÍBLES

González dijo que, antes de las reuniones, existía una sensación generalizada de que Bankia suponía un grave problema. Explicó en este sentido que viaja mucho y que en todos los lugares a los que se desplazaba en esas fechas se le preguntaba por Bankia. Al ser preguntado sobre la raíz del problema, el presidente del BBVA afirmó que "no se habían atacado los problemas a tiempo".

El máximo dirigente del BBVA censuró que Bankia anunciase en marzo de 2012 unos beneficios de más 300 millones de euros. "Esas cifras no son creíbles", señaló. Bankia tuvo que rectificar sus cuentas para reconocer en mayo unas pérdidas de casi 3.000 millones de euros.

González dijo en este sentido que ya en mayo de 2012 era consciente de que Bankia necesitaba la intervención del Gobierno y una inyección de entre 15.000 y 20.000 millones de euros. Dijo en este sentido que el plan de Rato, con su previsión de 7.000 millones de ayuda, era claramente insuficiente. Explicó que el expresidente de Bankia era excesivamente optimista en sus valoraciones y previsiones y dijo que discrepaba con él en aspectos como el considerar como activo los créditos fiscales.

González también dijo que, en su opinión, Rato rechazaba un rescate mayor al que preveían sus planes porque eso suponía su salida de la entidad. Sobre las fusiones estudiadas por el equipo de Rato, el presidente del BBVA aseguró estas eran inviables y que no hubiesen resuelto el problema.

BANQUEROS INCREPADOS

En el exterior de la Audiencia Nacional se concentraron varias decenas de afectados por las preferentes, pertrechados con pancartas y silbatos y coreando lemas como "¿dónde está nuestro botín?" o "si lo sacan en furgón, que lo lleven a prisión". Los manifestantes, en su mayoría personas de avanzada edad que fueron vigilados por varias dotaciones policiales, increparon a los banqueros en sus entradas y salidas de la Audiencia Nacional.

Botín, a su salida del órgano jurídico, y al ser insultado por los concentraros, les ha dedicado una amplia sonrisa y a les ha saludo con la mano antes de subirse a un coche.