Noticias

El FROB adjudica Banco de Valencia a Caixabank por un euro

Un euro es el precio que tendrá que pagar Caixabank. A cambio recibirá un Banco de Valencia reforzado, sin tara inmobiliaria, que será transferida al banco malo, recapitalizada con 4.500 millones de euros de ayudas públicas, y con un esquema de protección de activos para los créditos de la Pequeña y mediana empresa. Cubrirá, en concreto, el 72% de las pérdidas de estos préstamos, y los riesgos contingentes durante 10 años.

Una operación redonda, que va a permitir a Isidro Fainé pasar del 10 al 15% de cuota de mercado en Valencia  y Murcia, así como ganar unos 20.500 millones en volumen de activos, hasta situar el total de Caixabank en 365.000 millones, quedando así por delante de Banco Santander y BBVA.

Ahora está por ver cómo incide esta adquisición en el futuro de La Caixa, que posee una participación del 61% en el capital del banco, y la pretensión de Bruselas de que las antiguas cajas pasen a convertirse en fundaciones. Por cierto, que ayer los inversores hacían bueno aquello de comprar con el rumor, porque el Banco de Valencia sumaba en bolsa un 12% hasta los 0.18 euros por acción.

De esta forma, Caixabank asume su segunda compra, tras la integración de Banca Cívica, 345.000 millones de euros a los que habría que sumar otros 22.000 millones, en activos por la compra de Banco de Valencia. Este anuncio se producía un día antes de la publicación de los planes estratégicos que hoy anunciarám las entidades nacionalizadas, en la que mucho peso tendrán los 8.000 despidos, que desde Bruselas, demanda el comisario Joaquín Almunia.