Noticias

El Gobierno ejecutará la segunda parte del pago a proveedores antes de acabar julio

Beteta añadió que la operación ya se ha formalizado con la banca y que la cuantía ha sido la que marca el tesoro más 80 puntos básicos, lo que a su parecer ha sido "un precio francamente reducido".

El secretario de Estado apuntó que la intención del Gobierno es que el control de la morosidad "tenga la misma protección constitucional que el déficit o la déuda pública".

Según Beteta, el nuevo instrumento financiero creado por el Ejecutivo para el pago a proveedores locales permitirá que los pagos estén garantizados por la ley y "financiados por el banco" y obligará a que "sólo se gaste lo que se tiene y que se pague todo lo que se gasta".