Noticias

Indra reduce un 33% sus beneficios

La firma presidida por Javier Monzón ha precisado que, sin tener en cuenta gastos extraordinarios por 27 millones de euros, el beneficio atribuible recurrente ha sido de 115 millones de euros, lo que supone un descenso del 21%. Además, sin tener en cuenta el efecto de las compras de Galyleo en Italia, Politec en Brasil e Indra Navia en Noruega, los ingresos se hubieran mantenido.

Por su parte, la contratación en los nueve primeros meses del año ha alcanzado los 2.430 millones, lo que supone un 12% más que hace un año, y un 2% excluyendo el impacto de las adquisiciones. Mientras, la cartera de pedidos se situó en los 3.543 millones de euros, un incremento de 13 puntos.

El mercado internacional sigue siendo también especialmente importante para Indra. De hecho, las ventas en los mercados de fuera de nuestras fronteras crecieron un 48% mientras que en el nacional descendieron un 16%.