Noticias

Inforpress: "Nos va bien a pesar de la crisis por el equipo que tenemos"

¿Por qué decidió ponerla en marcha?

Porque tropecé con piedras. Empecé con 18 años de periodista donde veraneaba. Cuando regresé a Barcelona, cerraban periódicos porque en aquella época también había crisis. Terminé la carrera, tenía clientes en el ámbito de la comunicación y me pareció que la idea sencilla era montar una empresa y con 23 años monté una empresa. Mi madre me dijo que quería ser mi socia. H tenido que dejar pasar 20 años y ser madre para darme cuenta de que lo que quería era tenerme cerca para protegerme. Somos diferentes y nos complementamos muy bien.

¿Y en este tiempo cómo ha evolucionado Inforpress? Porque entre otras muchas cosas ha dado el salto al exterior…Cuéntanos en qué países está Inforpress.

Salir al exterior ha sido la aventura de estos dos últimos años. Hace trece años abrimos Inforpress en Portugal, un país que está tan cercano pero donde han fracasado muchas empresas españolas de todos los sectores por las barreras de protección del país frente a España. Nosotros nos hemos consolidado como la cuarta agencia en el ranking de agencias portuguesas. Ahora, hemos dado el paso a Latinoamérica. Estamos en Brasil, en Colombia y en Perú y disfrutando de la aventura.

Esa internacionalización, ¿qué ha supuesto?

Hemos podido hacerlo por dos cosas. Una, porque nos va bien económicamente en España. Cuando hablamos de que las empresas deben salir, cuidado porque tienen que salir las que tienen tesorería, las que tienen un respaldo para hacerlo, porque salir es caro. Aunque es muy importante y te da muchas ventajas. En segundo lugar, hemos podido hacerlo porque nuestra obsesión ha sido investigar y ahora tenemos áreas donde sabemos que competimos con lo mejor de lo mejor a nivel global.

¿Qué servicios y a quién presta Inforpress?

Trabajamos con empresas muy diversas, desde empresas del Ibex y multinacionales a medianas empresas. Todos nuestros clientes tienen algo en común: tienen ambición. Nosotros les ayudamos en la comunicación en un sentido muy amplio. Les ayudamos a decidir qué contar de ellas mismas a los medios y a sus empleados y en todos los entornos: a través de organización de eventos, de las redes sociales, vídeos…

Siempre hablas muy bien del equipo humano que forma Inforpress. ¿A qué valores le da Nuria Vilanova mayor importancia?

Cada vez tengo más claro que nos va bien a pesar de la crisis por el equipo. Mi obsesión es crear un entorno donde la gente sea feliz. Feliz que no significa relajada porque hay que hacer mil cosas, hay que ponerle pasión y además hay presión. Pero hay que buscar un entorno donde la gente sepa que lo que se hace, se hace contando con ellos y para ellos. Crecer es una obligación dentro de las compañías y se lo debemos a nuestro equipo. Es un tema que me parece especialmente importante.

¿Cómo ha cambiado la comunicación en estos 24 años?

Antes era mucho más lineal. Cada vez hay que ir integrando más los mensajes y utilizar más canales. Cuando queremos que una multinacional mejore la percepción de sus clientes, tenemos que trabajar en redes sociales pero también en comunicación interna. Todo está más mezclado y se han roto las jerarquías. En la manera de gestionar las empresas, lo importante es agrupar a la gente por objetivos y contenidos, no tanto ya por escalafones.

¿Qué diagnóstico haría Nuria Vilanova ahora mismo del mundo de la comunicación y por dónde cree que pasa su futuro?

Lo importante en el crecimiento es saber aportar cosas nuevas, los medios son cada vez más sinérgicos y cada vez tendrán que dar un papel más importante a las marcas y hacer cosas más cercanas. Sería una lástima que se olviden de eso que les hace diferenciales, y eso en algunos casos está pasando. Y lo que les hace diferenciales es la calidad de la información y la seriedad.

¿Y las empresas están comunicando bien?

Los periodistas ya no van en masa a las ruedas de prensa porque al ser menos se preocupan de conseguir información más exclusiva. Pero se están haciendo más cambios en la responsabilidad social corporativa, que para mi es una parte de la comunicación. Yo entiendo comunicar con relacionar. La empresa se relaciona con su entorno y también con sus decisiones de acción social. La nueva tendencia ahora es ayudar a los emprendedores y a la creación de empleo.

Dice que "el miedo nos paraliza"¿Hay mucho miedo ahora mismo con la crisis?

Sí hay miedo todavía, pero está pasando porque hay empresas que se están dando cuenta que no con esperar a que esto pase no es suficiente, por lo que están tomando iniciativas. Es importante que las empresas reflexionen sobre sus directivos. En algunas empresas no se cuida la comunicación interna y la gestión. Un exceso de presión no lleva a resultados, sino todo lo contrario.

En el año 2007, fue elegida como la "mujer empresaria del año", un premio otorgado por la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias. ¿Por qué cree que hay tan pocas mujeres directivas y ejecutivas?

La costumbre cuesta mucho romperla. Nosotros tenemos muchas mujeres porque nuestra actividad fundamental era la relación con las empresas y trabajamos con periodistas donde el 70% son mujeres. Hemos hecho un esfuerzo para llevar a cabo una discriminación positiva a favor de los hombres. Es muy importante la diversidad. Ahora tenemos en Inforpress ingenieros, biólogos, económicos..Esto nos ha enriquecido muchísimo. Yo creo que en la incorporación de mujeres ya no hay marcha atrás. Ya tenemos un 10,3% de mujeres en consejos de administración, sólo a cuatro décimas de la media europea y lo conseguiremos muy pronto.