Noticias

José María Castillejo: “El Gobierno debería eximir a los inversores de pagar impuestos”

El Presidente y Socio Fundador de Zinkia, José María Castillejo lo tiene claro: “el Gobierno debe apoyar fiscalmente a los inversores, eximirles de pagar impuestos”. Y es que considera que es enriquecedor y promotor de crecimiento cuando a un inversor le permites no pagar sobre sus ganancias, ya que eso va a generar crecimiento y empleo. “Al que arriesga su dinero, hay que darle motivaciones”, argumenta antes de recordar que los países que están creciendo es porque los gobiernos están apoyando a los inversores “de manera descarada”. Pero no sólo eso; para Castillejo, esta política evita también la pérdida de talento.

Pero no es la única medida que, para el creador del simpático personaje Pocoyó, debería poner en marcha el Gobierno. Castillejo se ha referido a la financiación y a la excesiva dependencia de los bancos por parte de las PYMES de nuestro país las que, a su juicio, están siendo “las grandes sufridoras” de esta situación. “Parece que el Gobierno está ya apuntando a leyes para fomentar la financiación alternativa y será un grave problema para los bancos a la larga, porque perderán gran parte de sus clientes”, explica.

Pese a todos estos problemas, José María Castillejo se ha mostrado convencido de que es el momento de emprender:hay que ser valiente siempre y cuando se tenga una idea en la que se crea”. Eso sí, asegura que lo importante es que el emprendimiento tenga un carácter global: “no basta con pensar en emprender para el barrio, la ciudad o la comunidad autónoma”, ha añadido al respecto. Y aunque ahora se habla mucho de emprendimiento reconoce que es “una especie de escapatoria para no hablar de la crisis” y que el tiempo acabará poniendo cada cosa en su sitio.

Buenas perspectivas para Zinkia

Quien entiende poco de crisis es la compañía que preside: Zinkia. Y es que tras multiplicar por más de cuatro sus beneficios durante el primer semestre del año pasado Castillejo confía en acabar igual de bien el 2012: “aunque no conocemos las cifras exactas, creo que cumpliremos el objetivo de un EBITDA de 7 millones frente al de un millón del año pasado”.

Clave de este éxito de la empresa creadora de Pocoyó parece ser la expansión internacional: junto a su “mercado clave” de Estados Unidos, Castillejo destaca también la importancia de Turquía, rusia, Italia, China y, en general todo Latinoamérica. “Cada vez estamos más diversificados geográficamente”, asegura este emprendedor. Con ello, lo cierto es que España cada vez representa menos de la facturación de la compañía: “antes era del 90%, en 2012 apenas superará el 25% y en el 2013, la representación de España en la marca se va a ir por debajo del 10%”.

Y junto con mercados nuevos, vemos también líneas de negocio novedosas alternativas al merchandising. Unas líneas que se centran en los contenidos digitales y en la vía de la publicidad. “Tenemos una herramienta extraordinaria en Youtube y otras plataformas, donde hemos alcanzado 63 vídeos de Pocoyó vistos en los últimos 30 días”, ha explicado su fundador.

En lo que Zinkia se muestra más conservador es en centrar todos sus esfuerzos en su personaje estrella: “estamos en el principio de Pocoyó. Y aunque está claro que tiene límites, todavía sólo conocemos el 20% del desarrollo económico que tiene, por lo que todavía le quedan muchos años”. En este sentido, Castillejo reconoce que están cada vez más centrados en este dibujo. “Ahora mismo no queremos asumir más riesgos de los estictamente necesarios”. No obstante, tranquiliza a sus seguidores: “aunque no estamos tan preocupados en lanzar nuevos productos, sí que los tenemos y probablemente el año que viene se pondrá alguno de ellos en marcha”.