Noticias

Jóvenes Empresarios: “Las Administraciones deberían obligar a las nacionalizadas a abrir el grifo del crédito”

¿Con qué retos llega al cargo? ¿Cómo afrontas esta nueva etapa?

Con ilusión y con unos retos muy complicados. Nos encontramos en un momento sin igual y hay mucho por hacer. Sobre todo con los jóvenes ya que uno de cada dos jóvenes menores de 30 años está en situación de desempleo. Hay que hacer mucho para apoyarles y que puedan llevar adelante proyectos. No creemos en el emprendimiento forzoso, pedimos que aquel que se decida tenga el “gusanillo” de emprender. No queremos que sea una salida a corto plazo. Algunas medidas que plantean los gobiernos pecan de cortoplacismo.

¿El hecho de que los jóvenes empresarios tengan una presidenta hará que haya más mujeres empresarias en España?

Hay que animar a las mujeres a ocupar puestos de responsabilidad, que por supuesto se puede. Pero los jóvenes empresarios hemos cambiado mucho. En el ADN tenemos ya la conciliación, la innovación y la igualdad de género. Muchos empresarios dicen que no contratan en función si es hombre y mujer, sino por el currículum. Esto es lo que demuestra que hay una mujer a día de hoy liderando la confederación.

¿Qué piden los jóvenes empresarios ahora mismo Pilar?

Muchísimas cosas. Hizo un decálogo de sesenta ideas para estos dos próximos años y en una ley de emprendedores se agruparía todo. Por ejemplo, un fondo de sostenibilidad empresarial que canalice todos los recursos económicos. Por supuesto, la financiación. No puede ser que la financiación siga en sequía. La cuota de autónomos, que ya anunciada, espero que pronto sea una realidad. Tenemos que buscar otras alternativas que complemente esto, como que los 12.000 primeros euros no tributasen. Pedimos que se amplíe el concepto por innovación además de deducciones en el impuesto de Sociedades.

La tarifa plana que anunció el Gobierno la semana pasada por la que aquellos que monten una empresa van a pagar durante 6 meses 50 euros en las cotizaciones sociales, ¿es una buena medida?

Pues era una de nuestras propuestas y se lo comunicamos en su momento a la ministra Bañez. Después de aprobarse la Reforma Laboral, nos citó para ver qué nos parecía y en esa mesa le pedimos a la ministra Bañez justo esa propuesta. Lo que pasa es que no la pedimos seis meses, sino veinticuatro. Ahora, hemos aplaudido la medida.

En un desayuno informativo te hemos oído pedir al Gobierno que cumpla con su promesa de retrasar el pago del IVA hasta el cobro de las facturas. ¿Confiáis en que atienda esta petición?

Por supuesto, al menos de forma inminente debería de hacerse con las facturas que son realizadas por trabajos a las Administraciones. Después, pedimos que se cumpla la ley de la morosidad y no sólo a los autonómos, sino para todo el mundo.

¿Cómo está la financiación para un emprendedor o un empresario?

Hay una sequía total. Hemos tenido la suerte de haber manejado una línea de emprendimiento que ha supuesto 700 proyectos financiados con un crédito sin aval a devolver en cuatro años. Seguiremos trabajando en este sentido para que el proyecto cuando es bueno sea un sello de viabilidad.  La Administración debería obligar a las entidades nacionalizadas a abrir el grifo del crédito a las empresas.

¿Y la ley de emprendedores para cuándo?

Hemos pedido al presidente del Gobierno una reunión de trabajo. No hay manera de concienciar a nuestras Administraciones de la necesidad de esta ley. El empresario es el motor social porque en cuanto la empresa funciona, se contrata y da trabajo a otras empresas. Vamos a necesidar esa ley para que se trabaje a favor de este motor social que es la empresa.

¿Se dan las condiciones para crear una empresa?

Son difíciles. Hay unas ideas muy buenas pero algunas trabas burocráticas que suponen una carrera de obstáculos.

¿Vais a trabajar en medidas que ayuden a aquellos que fracasen?

Somos partidarios de la segunda oportunidad. Lo defendemos porque el fracasar es el mejor de los aprendizajes. El empresario fracasa por factores como que eligió mal los socios, las vías de financiación. El empresario que vuelve a intentarlo, se convierte en mejor empresario.