Noticias

El juzgado declara el concurso de Reyal Urbis

Así lo indicó el grupo que preside Rafael Santamaría a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en una comunicación en la que aportaba en auto del juez Francisco Javier Vaquer.

En el auto se apunta que la documentación aportada se deduce que el pasivo inicial asciende a 4.345,43 millones de euros, y el activo suma 2.621,38 millones.

La inmobiliaria conservará las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, quedando sometido el ejercicio de éstas a la intervención de los administradores concursales.

El juez establece que se designará como administrador concursal profesional a un miembro del personal de la CNMV o la persona que el supervisor designe, y que la Agencia Tributaria será el administrador concursal acreedor "dada la especial trascendencia" del concurso.

En el auto se fija un plazo de un mes para que los acreedores de Reyal Urbis comuniquen la existencia de sus créditos.

En este sentido, se subraya el "indudable y relevante interés público concurrente, tanto por el volumen de créditos titularidad de distintos órganos de la Administración Central del Estado como por el volumen de pasivo y la extensión territorial ?nacional e internacional- del concurso".

La inmobiliaria anunció que presentaría un concurso voluntario tras no haber podido alcanzar un acuerdo de refinanciación con sus acreedores.

Las principales entidades acreedoras del grupo son el 'banco malo' Sareb , Santander, el fondo Appaloosa, Popular, FMS, Caixa Geral, EuroHypo, RBS y BBVA. Además, la Hacienda Pública tiene pendiente de cobro casi 400 millones de euros.