Noticias

KYOCERA: "El gobierno debería plantear un plan económico a largo plazo"

“Pese a la situación actual, todavía no se ha buscado otro modelo económico alternativo al que existe en la actualidad”, denuncia Óscar Sánchez González, director general de Kyocera. “España tiene que dejar de ser una economía de servicios o centrada en el urbanismo y optar por un proceso de reindustrialización”. Y es que es Sánchez González cree que aunque no podemos competir en costes con otras economías más competitivas, sí que podemos hacerlo aportando valor añadido. 

Un cambio de modelo económico que, dice, debe partir del gobierno: “es él el que debe desarrollar un marco legal y económico que favorezca la llegada de inversión”. En este sentido, defiende que cuando tienes 17 marcos legislativos diferentes es difícil que lleguen las inversiones. Entre otros de los problemas, el director general de Kyocera se ha referido también a la actitud de patronal y sindicatos: “siguen sin darse cuenta de que los tiempos han cambiado y que no podemos entender las relaciones empresariales y sindicales como hace 25 años”.  Además, ha señalado un área de actividad en la que no hay que recortar: I+D: “es lo que va a sustentar el desarrollo futuro para poder atraer inversión y desarrollar empresas españolas. Se puede recortar en muchos sitios, pero hacerlo en la investigación y el desarrollo es un error absoluto”.

Ejemplos en el exterior

Óscar Sánchez González ha explicado como Kyocera tiene fabricación en la República Checa, así como en países de Sudamérica, Extremo Oriente y Japón. “En República Checa hay facilidades legislativas para la implantación de empresas, el nivel educativo es muy alto y hay profesionales de gran capacidad”, explica antes de reconocer que en España echan en falta buenos profesionales a nivel de formación profesional. “Aquí parece que la FP es una alternativa para aquellos estudiantes que fracasan, mientras que en República Checa es un oficio que se aprende desde los 12 años”.

Ante toda esta situación, desde esta compañía japonesa demandan un proyecto político a largo plazo: “un modelo económico no se desarrolla en 4 años, que es lo que tenemos en España. Hace falta mirar más allá”, defiende su director general En España

Mirando a Japón

Óscar Sánchez González también ha hecho una similitud entre la situación que atraviesa actualmente España y la que vivió Japón hace unos años: ambos países tienen una deuda elevada, una crisis en el sector de la construcción y un sector bancario poco solvente. “En Japón nos explican que ellos llevan 10 años en crisis y que nosotros no vamos a salir en pocos años”.

Eso así, asegura que ellos tienen un elemento que les caracteriza especialmente: “aunque individualmente no sean extremadamente talentosos, como colectivo son extremadamente poderosos. Mientras en España, y en general en Europa, ese sentimiento colectivo de remar todos juntos no existe”. En estye sentido, cree que el componente nacionalista nipón, que les ya ayudado a defedner los intereses del país, es lo que les ha ayudado a salir de la situación en la que se encuentran. Algo que, Óscar Sánchez González, dice “envidiar” mucho.