Noticias

“El modelo de negocio por suscripciones tendrá un impacto negativo en ventas hasta 2014”

Por paradójico que pueda parecer, Miquel Bada sostiene que el hecho de que Adobe no haya cumplido este último trimestre con las previsiones de ventas se debe a un éxito de la propia compañía: el cambio de modelo hacia uno nuevo basado en las suscripciones. Ese modelo implica, según el director de Marketing de la compañía en nuestro país, un menor volumen de ingresos para la firma en el corto plazo, aunque garantiza a su vez más ventas a largo plazo y de forma más recurrente.

En este tercer trimestre, América ha seguido siendo el principal área de negocio de la compañía, acumulando en esta ocasión un 52% del volumen total de ventas. Europa, mientras tanto, ha supuesto el 27% de esa cantidad, por el 21% del continente asiático. “En Estados Unidos y Asia las ventas en el trimestre han ido mejor de lo previsto. Por el contrario, en Europa sí hemos visto afectada la demanda”, explica Bada.

De cara a los últimos tres meses del año, Adobe espera obtener una facturación similar a la del trimestre anterior, es decir, aumentar en un 6 o un 7% los resultados de un año antes. Respecto al nuevo modelo de suscripciones, Bada espera que la transición a éste se vaya acelerando progresivamente, aunque reconoce que seguirá provocando un impacto negativo en sus datos de ventas hasta 2014.