Noticias

Opel: “España sigue siendo competitiva pero necesita algunos ajustes”

El director general comercial de Opel, Enrico de Lorenzi, ha remarcado que el sector del automóvil no requiere necesariamente de planes de ayuda pública para sobrevivir. Sin embargo, reconoce que el Plan PIVE aprobado por el gobierno ha ayudado a mejorar la situación dela empresa y del área de producción: “Hasta octubre de este año no se han visto sus efectos, pero ya hemos visto un impacto en el tráfico de los concesionarios y un incremento de los pedidos”. Para Lorenzi y su empresa ha sido esencial la petición de planes alternativos y mucho más complejos que el de ayuda económica para la compra de coches. “Hemos pedido un plan de reestructuración del sector porque contempla intervenciones en la parte de logística, de estructura de producción y de circulación, y de medio ambiente y seguridad vial. Del mismo modo, hemos propuesto la revisión total del sistema de ITV, que tiene un impacto muy importante en la seguridad”.

Opel ha entregado hoy a Endesa la primera unidad eléctrica del Ampera en España. Lorenzi ha reconocido la importancia que tiene apostar por estos nuevos modelos eléctricos: “Los coches nuevos comparados con los de hace veinte años, contaminan un 99% menos. Creo que es un dato que puede ayudar a tomar decisiones”. Decisiones que, como ha asegurado, debe tomar el Gobierno: “Creo que el coche eléctrico será rentable a medio-largo plazo, pero esto dependerá mucho de cómo los gobiernos van a apoyar el sector. El mundo del automóvil ha apostado mucho por esta innovación. El problema es que muchos gobiernos de Europa todavía están bastante lejos de lo que deberían”. Para solventar esto, el director general comercial de Opel ha destacado la importancia de un cambio logístico de raíz: “Aquí el gobierno o las Comunidades Autónomas tienen que liderar el tema. Por ejemplo: Holanda es un país en el que el vehículo eléctrico está muy desarrollado y hay toda una serie de medidas que ayudan a tomar esta decisión, empezando con el tema de las “electrolineras” y continuando con el tema del parking gratuito en los centros urbanos”.

Lorenzi ha señalado que “el número justo de ventas para un país como España es alrededor del 1,2 ó el 1,3 millones” y que, a pesar de la crisis, “esto se verá”. También ha opinado que “España sigue siendo competitiva, a pesar de que necesita algunos ajustes como el tema de logística, que es bastante importante por la situación que ocupa España en la Unión Europea”. “Además, España no sólo tiene la fábrica más grande de Opel en el mundo, sino que es una fábrica que produce a un nivel muy alto”, ha añadido. Una de las claves de su éxito podría ser la excelente relación con sus sindicatos. Según ha contado Lorenzi, “entienden muy bien el momento que está atravesando la economía en Europa y en España y están apoyando todas las medidas que estamos tomando”. General Motors ha sabido ver la progresiva relevancia del mercado chino en el mundo y ha decidido expandirse: “China es un país que puede aportar mucho. Pensemos que es un país donde se pueden matricular entre quince y veinte millones de coches”.

De entre los planes de futuro de la marca alemana y de su fabricante, General Motors, estará la presentación y el lanzamiento de cuatro nuevos modelos: “Acabamos de lanzar el nuevo Astra Sedán y ha tenido un gran éxito de tráfico de clientes y pedidos. Estamos apunto de lanzar en estos días el pequeño Mokka y, a principios de año, en marzo, el nuevo Adam, que es más “urban chic”. En abril también vamos a lanzar el nuevo Opel Cabrio, así que tenemos unos planes muy densos”, ha admitido Lorenzi.