Noticias

Los outlets crecen en plena crisis

Tras la  llegada de Neinver a España en 1996, el concepto de outlets ha ido evolucionando y se ha asentado en la cultura de los consumidores. Tanto es así, que los cinco centros del operador registraron 12 millones y medio de visitantes en 2011, lo que supone un aumento del 5,2% respecto al año anterior. Además, sus ventas se incrementaron un 12,5%, dato especialmente significativo teniendo en cuenta la caída de las ventas en el sector de productos textiles y de complementos.

Su country manager, Eduardo Ceballos, ha explicado cuáles han sido las claves del éxito de este "nuevo" modelo de negocio y ha destacado, entre otros muchos aspectos, los descuentos mínimos del 30% y la relación directa con las propias marcas. Y es que como dice Ceballos, el consumidor es más exigente y busca los mejores precios sin renunciar a sus marcas preferidas.

La idea de encontrar en los outlets productos defectuosos es algo que hay que desterrar, según Eduardo Ceballos, ya que el único "pero" que puedes encontrar en estos centros es el hecho de que las prendas sean de temporadas anteriores. En este sentido, ha insistido en que la calidad de los productos es la misma que en las tiendas de origen.

¿Por qué las marcas optan por los outlets?

La motivación que encuentran las marcas al decantarse por un outlet, no es sólamente es el precio, sino que existen otro tipo de beneficios, como el ahorro de problemas logísticos y de imagen. Liquidar el stock, evitando los costes logísticos que produce tener durante mucho tiempo prendas almacenadas, desaparece con la puesta en marcha de estos centros. Además, estos no suponen una pérdida de imagen porque el excedente de stock se venden en tiendas de las propias marcas.

Neinver apuesta por la libertad de horarios

Ante el debate eterno de la libertad de horarios, Eduardo Ceballos ha mostrado su apuesta firme porque esta medida se lleve a cabo. Dice que es la única forma de que, con la situación financiera actual y la subida del IRPF, el consumo no siga retrocediendo. Además, ha explicado que, aunque los pequeños establecimientos no estén de acuerdo, la libertad de horarios es favorable a los consumidores.