Noticias

“El pecado de la nutrición está en el exceso”

El origen de la grasa es el principal factor que diferencia ambos productos tan frecuentemente confundidos, ya que mientras que la mantequilla es de origen animal, la margarina contiene grasas vegetales más saludables. “La grasa no siempre es mala, pero dentro de la grasa, tomándola en la cantidad adecuada, hay que diferenciar la calidad”, ha explicado Juana Morillas.

 

La grasa saturada contenida en la mantequilla es la responsable de la aparición de enfermedades cardiovasculares, en cambio, la margarina no produce colesterol y en algunos casos, según ha revelado un estudio realizado en la Universidad Católica San Antonio de Murcia, ha llegado a reducirlo.

 

Juana Morillas ha explicado de una forma muy sencilla la cantidad de calorías que supone consumir determinados alimentos grasos: “10 gramos de aceite son 90 calorías, 10 gramos de mantequilla son 81 calorías y los 10 gramos de margarina son 54 calorías”. Siendo así, la profesora ha alentado a hacer uso de este producto que tan fácilmente se puede incorporar a todas las comidas.