Noticias

Las petroleras chinas apuestan por las compras

La compra de la canadiense Nexen por parte de la petrolera asiática CNOOC por 15.100 millones de dólares supone la mayor adquisiciónn de una empresa china en el exterior hasta ahora. Así las cosas, la canadiense funcionará como una subsidiaria participada al 100% por CNOOC. El actual director general de Nexen, Kevin Reinhart, continuará en su puesto una vez se haya completado la adquisición.

Mientras, los movimientos de la petrolera estatal china Sinopec pasan por hacerse con el 50% de los activos de yacimientos de petróleo y gas natural de la estadounidense Chesapeake  en el estado de Oklahoma. La operación supone una inversión de 1.020 millones de dólares, con los que la firma china adquiere intereses en 172.000 hectáreas de yacimientos. Incluye además futuras explotaciones conjuntas, donde Chesapeake actuará como operador.