Noticias

El plan de Galán: Fortalecer su filial brasileña, vender y hacer caja

Ignacio Sánchez Galán ha estado llevando a cabo a lo largo de esta semana encuentros a dos bandas, entre los representantes del resto de participadas de Neoenergia y los responsables de Elektro, la compañía que Galán compró el año pasado por 2.400 millones de euros.

Esta última intentona choca de frente con las continuas declaraciones en las que el presidente de la eléctrica española ha vertido en Brasil, dónde el pasado 19 de julio afirmó que “no tenía pensado vender acciones de Neoenergia”, de la que posee un 39%.

Sin embargo los planes que maneja Galán tienen al menos dos vías: por un lado desprenderse de una parte de su accionariado para vendérselo a alguno de los otros dos accionistas mayoritarios de Neoenergia, es decir, Manco do Brasil o Previ.

La otra vía – la más realista – mira hacia integrar Neoenergia en Elektro (la distribuidora propiedad de Iberdrola) con lo que obtendría una mayor presencia en Brasil, con el único objetivo de sacar a bolsa los títulos de Neoenergia, para luego – con los títulos sobrevalorados – vender su parte.

Al respecto, Galán ha asegurado que el acuerdo con el resto de socios institucionales de Neoenergia en Brasil requerirá mínimos ajustes contables, aunque ha añadido "es lógico que los socios puedan pensar en una salida a bolsa".

Lo cierto es que de momento las negociaciones para culminar esta última intención de Galán no cuentan con el sí del resto de socios de Neoenergia, por lo que el proceso podría alargarse más de lo deseado por el presidente de Iberdrola, que lleva un año y medio desarrollando el maquiavélico plan que le permita reducir el elevado ratio de endeudamiento que mantiene Iberdrola.

Iberdrola está presente en Brasil desde el año 1997, a tras la adquisición del 39% en Neoenergía, a lo que se suman la compra  en el pasado 2011 de la distribuidora brasileña Elektro por 2.400 millones de dólares.