Noticias

"Las prejubilaciones desperdician un gran talento que puede aportar mucho"

¿Cuántos centros Vitalia tenemos ahora mismo en España?

En España seguimos creciendo, tenemos ya 35 centros consolidados. Sin embargo, tenemos novedades ya que hemos empezado la internacionalización y a finales de 2012 ha sido una realidad en México y en Brasil. El crecimiento exterior es espectacular ahora mismo, pero ha sido algo muy meditado. En España, ha habido un crecimiento muy potente y ha sido una suerte que proyectos internacionales vinieron a mí. Brasil es muy emocionante porque entramos con centro propio. En Méjico tenemos dos cosas, por un lado expansión con franquicias, ahora estamos con las obras y localizaciones y en Mérida tengo un proyecto precioso con la Universidad de Anáhuac.

Decidiste desarrollar tus centros mediante el modelo de franquicia. ¿Es una oportunidad la franquicia para gente en paro?

Sí, lo es y además nos pasa que muchas personas con prejubilaciones o jubilaciones donde tienen dinero y tienen mucho futuro por delante, quieren crear un proyecto que sea a medio-largo plazo. Nos está pasando que estamos teniendo mucha demanda con ese perfil.

Es un ejemplo perfecto de emprendedora. ¿Qué consejo le daría a un emprendedor?

Les diría que no tengan miedo a equivocarse, que equivocarse no es fracasar sino aprender. Lo importante es intentarlo, que no se queden con el "y si…" porque eso pasa factura en el futuro y puede ser una frustración muy grande. Todas las cosas se sacan con esfuerzo. Te puede costar más pero el gusto que te da haberlo intentado, eso no te lo quita nadie.  

¿Cuál es el éxito del modelo de Vitalia?

Lo que ha demostrado que la metodología Hoffman es un diferencial son los casos. El antes y el después en las personas. No es vender humo, es que tenías una persona que no podía hablar y después habla, con una depresión de caballo que después mejora…Hasta los propios médicos que nos acompañan nos avalan. Y lo bueno que he podido hacer ahora son las diferentes líneas de negocio…expansión en centro propio, expansión en franquicia, el modelo de asesoramiento. Todo esto conforma varias líneas de expandirte para estar en continuo crecimiento.

¿En qué momento se encuentra el sector de servicios asistenciales en nuestro país?

Muy complicado, es un momento muy difícil. Estamos pasando por un momento en el que no hay ayudas económicas. Lo estamos pasando mal todos pero sobre todo esas familias que no cuentan con los recursos.

El modelo de dependencia en nuestro país, ¿es sostenible?

Está muy bien pensado y es muy acertado, pero ahora al no tener ningún tipo de ayuda es muy difícil sostenerse. Sobre todo para los centros concertados, que a lo mejor de las 60% de plazas concertadas, pasan a tener un 20%, se convierte en un problema. Pero el problema no es sólo de dinero, sino también de gestión y de coordinación. Hay dos modelos, el directivo que es puramente gestor que no tiene el conocimiento de la tercera edad y el sociosanitario que sabe muchísimo que sabe de la parte terapéutica pero no de la gestión .Es algo que tienes que unir para conseguir rentabilidad.

¿Qué método aplicaría Catalina a la economía española?

Creer en el emprendimiento. Tenemos que darle la vuelta a las cosas. Ahora mismo las cosas no funcionan y tenemos que creer en un modelo diferente. Creo que el emprendimiento es el inicio de mejorar. Por otro lado, creo que es un gran problema el tema de la prejubilaciones. Gente con 55 años que con un gran talento me cuentan que le han prejubilado. Es un talento desperdiciado que puede aportar mucho.