Noticias

"Desde la prudencia, somos optimistas de cara al 2012"

De enero a septiembre de 2011 el beneficio de Tubos Reunidos ascendió a 18,3 millones de euros, una cifra que multiplica por seis la conseguida en el mismo período de un año antes. Y todo ello a pesar del difícil contexto que vive la economía española y mundial en este momento. Diego Otero explica que el secreto de estos buenos resultados en este entorno tan difícil se encuentra en su fuerte posicionamiento internacional -el 90% de sus ventas van al mercado exterior- y su exposición al sector energético, de alrededor del 80%. Un sector que según el directivo de la firma está resistiendo de forma muy clara la crisis financiera que sacude hoy a las compañías de prácticamente todo el planeta. A estos dos factores, Otero une la capacidad de adaptación de Tubos Reunidos a entornos cambiantes, algo que en sus palabras es posible gracias a la flexibilidad de su producción.

La consigna en Tubos Reunidos parece, pues, bastante clara: “en el mercado exterior es donde está claramente el crecimiento”. Su presencia internacional se encuentra principalmente localizada en Europa y en Estados Unidos, aunque cuentan también con presencia en la región de Oriente Medio. Una diversificación geográfica vital, según Diego Otero, para “capear los diferentes ciclos que puede haber en un determinado área, con lo que se consigue en otro área”.

Con este presente, y frente a la negativa tendencia global, el futuro próximo de la compañía parece alentador. Al menos así lo destaca Diego Otero, que sitúa los más inmediatos objetivos de Tubos Reunidos en avanzar en otras áreas del globo con “gran potencial de crecimiento”, como el este de Europa, el norte y sur de África o América Latina.

El director de mercado de capitales de la compañía reconoce que 2012 se presenta con las mismas incertidumbres que gobernaron la economía durante todo el año pasado. Sin embargo, el directivo destaca que ya son varios años los que llevamos con este escenario y, en ese período, Tubos Reunidos “ha sabido capear el temporal con bastante éxito”. Otero cita además un detalle que invita al optimismo: su cifra de contratación, que consideran un buen baremo para calcular cómo irá el negocio, continúa en este nuevo año en niveles que definen como razonables y satisfactorios.