Noticias

“Todavía queda lo peor por vender: Catalunya Bank”

Miguel Ángel González,  Miembro de la red LID Conferenciantes y experto en banca, ha asegurado que en el caso del Banco de Valencia, “va a ser la primera vez que se va a poner dinero público”. Y es que, según ha explicado, hasta ahora, incluso las dos adjudicaciones anteriores -la que se produjo de Unim para BBVA y de la CAM para Banco Sabadell-, se hicieron de otra manera. Así, en el primer caso eran 950 millones que financiaba el Fondo de Garantía de Depósitos, lo que quiere decir que lo tenía que devolver; y en el segundo caso, este Fondo ponía 5.200 millones para comprar a la CAM. Entonces, en caso de impago, quien pagaba era el Fondo de Garantía de Depósitos, es decir: la banca.

Sin embargo, en el caso del Banco de Valencoa, es el FROB el que pone 4.500 millones. “Además, llama la atención que se pongan estos 4.500 millones, más los 1.000 millones puestos anteriormente sin retorno, porque son capital vendidos a un euro. Todo ello sobre activos de 20.000 millones, una cuarta parte de los activos”. Unos datos que, a juicio de González, “son bastante llamativos”.  Pero no es lo único que llama la atención. Según explica este experto, en el peor de los escenarios dibujados por Oliver Wyman, se hablaba de unas necesidades de capital del Banco de Valencia de 3.462 millones de euros, frente a los 4.500 puestos finalmente. “Aquí faltan explicaciones”, asegura Gonález.No obstante, advierte que lo peor todavía está por llegar: “la venta y subasta de Catalunya Bank. Ahí se hablaba de hasta 10.000 millones de euros, y si se sigue el mismo esquema, va a resultado un verdadero problema”.

Adelgazamiento de la estructura bancaria

Sobre las medidas impuestas por Bruselas a la banca nacionalizada, González cree que el adelgazamiento de las redes y los negocios va a impedir a algunas entidades la viabilidad tal y como la tenían pensada. “La capacidad de las entidades financieras se va a ver bastante limitada al obligarle a crecer la banca privada y otro tipo de negocios”, ha defendido.  Además, este conferenciante de LID Editorial cree otro de los efectos de estos planes lo veremos en las pérdidas que asumirán la deuda subordinada y las preferentes -en este caso se habla ya del 50% de quita directa y de otro 50% en acciones. “Va a ser bastante duro de asumir por personas que han comprado títulos que en realidad no sabían lo que estaban comprando”.

Pese a todos estos esfuerzos, Miguel Ángel González no cree que a corto plazo sirvan para revitalizar el crédito. “Todas las medidas de reforzamiento de capital que se están haciendo sobre los bancos, retraen su capacidad de conceder créditos”. Entre los problemas actuales destaca que:  el sistema se tiene que desapalancar; que estamos en un círculo vicioso mediante el cual la disponibilidad de liquidez de los bancos va directamente a la compra de deuda, lo que impide que vaya a otros destinos; y que no hay una demanda solvente de crédito. Y en el caso de los que se conceden a las PYMES, explica se hacen con condiciones muy duras. “Normalmente se dice que el crédito traerá una reactivación de la economía. En este caso será la reactivación de la economía la que nos devuelva el crecimiento del crédito”, ha concluido.

SANTIAGO NIÑO BECERRA:

El catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, se pregunta qué ha fallado en todo el proceso del sector financiero. Asegura que el Banco de España, a quien corresponde la inspección, cuenta con los mejores profesionales. Luego si esto es así, dice, ¿qué ha fallado? ¿No será que no interesaba que no se supiera lo que ocurría? Hay que tener en cuenta, destaca, que si no se hubiera concedido todo el crédito, "las cosas no hubieran sido todo lo preciosas que fueron durante los últimos años". 

Además asegura que el crédito de momento no va a volver. Por un lado por ese mal endémico de la relación de la banca con la deuda del Estado, pero también ha empleado el siguiente ejemplo: Si yo fuera banquero, y tuviera delante a una empresa que no puede pagar, que no tiene pedidos, que está endeudada y me pide crédito: yo le digo que no, es lógico. 

JOSÉ BAREA

El Profesor Barea, por su parte, no termina de entender cómo es posible que "no hace tanto tiempo tuviéramos el mejor sistema financiero", y ahora en cambio "sea el peor de todos". A su juicio las inspecciones del Banco de España han fallado, y ahora pagamos las consecuencias.

Reclama además que el sector financiero pague por una mala gestión. En España, destaca Barea,  siempre sale el sector público en su ayuda. ¿Por qué? ¿No puede quebrar un banco pero sí un grupo de empresas? No lo veo. Cada uno tiene sus riesgos en el negocio que gestiona. Si se hace mal, pues debe quebrar.